Análisis

Tomás FLORES ROSALES

Ángel, mandatario
Ángel, mandatario

* El poder por el poder.
La ambición del poder por el poder ha llevado al Partido de la Revolución Democrática (PRD) a un callejón difícil de salir con los acontecimientos de Iguala, Guerrero, cuyas consecuencias ya se desbordaron antier en Chilpancingo, capital del mencionado estado sureño, en donde fue incendiado el Palacio de Gobierno que Ángel Aguirre se niega a dejar.
La verdad, los perredistas convertidos en gobierno  abandonaron todo principio de democracia interna al permitir que políticos con dudoso perfil se incorporaran a sus filas con intención de conservar su poder que lograron con el respaldo de la gente.
En el Distrito Federal han gobernado con todos los costos internos posibles, y han  incurrido en conductas jamás imaginadas por aquellas y aquellos que profesan la ideología de izquierda.
Por eso en el estado de Guerrero, bastión perredista por excelencia, no tuvieron la capacidad, sus dirigentes nacionales, estatales y locales, de impedir que personajes formados en otros partidos políticos arribaran a sus filas plagados con todas las mañas y conductas que caracterizan a los políticos de viejo cuño.
Los perredistas poco a poco permitieron la contaminación en su seno por la ambición de poder, y eso corrompió, ensució y ya tiene en vilo a esa organización partidista que difícilmente podrá salir avante del estado de Guerrero.
Ángel Aguirre, el mandatario guerrerense, afirma que su salida  del gobierno estatal no resolvería el caso de los desaparecidos  normalistas de Ayotzinapa, con lo cual al parecer olvida que su arribo a la gubernatura de aquella entidad en calidad de interino derivó también de una matanza de campesinos en el vado de Aguas Blancas  y cuya cabeza del entonces gobernador, Rubén Figueroa, fue el costo político, lo que le dio  oportunidad a Ángel Aguirre de convertirse en mandatario de los guerrerenses.
En ese momento  Aguirre sí justificó la caída del  entonces mandatario de su entidad, pero ahora, en un caso de iguales dimensiones, afirma que su salida de la titularidad del Ejecutivo estatal no contribuiría a solucionar el ambiente de descomposición social que se observa en el Estado de Guerrero, y se aferra a continuar en el cargo.
Algún temor han de tener aquellos que protegen a Ángel Aguirre, y también aquellos que opinan a favor del mandatario guerrerense, pero lo cierto es que su estancia al parecer se denota insostenible y pronto tendrá que solicitar licencia, no hay otro camino y   los cercanos al gobernador habrán de aferrarse a pagar los costos.
Es verdad que en estos momentos lo que más interesa es encontrar a los 43 jóvenes desaparecidos, pero también el contexto, por esta situación, en el Estado de Guerrero, exige que el gobierno local se fortalezca que ofrezca garantías de tranquilidad y gobernabilidad a favor de los ciudadanos que todos los días  experimentan miedo, terror y psicosis en aquella entidad sureña del país, y para alcanzar eso es necesario el relevo de Ángel Aguirre.
Por eso no  se lee con acierto la actitud de algunos líderes del PRD, como la de su presidente nacional Carlos Navarrete, quien al parecer de manera desesperada y forzada pretende defender al gobernador guerrerense emanado de las filas de su partido político como reflejo, quizá, de que el mandatario sureño operó a favor de que el hoy nuevo líder del partido del sol azteca fuera ungido como tal. La verdad el PRD se encuentra en una encrucijada tal vez como consecuencia de que varios de sus principales líderes no provienen de la esencia natural de la izquierda, por lo que con el caso Iguala estarían pagando el pecado de  haber  entrado a una etapa de  alcanzar el poder por el poder dejando al margen las causas sociales.
SÍNTESIS POLÍTICA
Es verdad que el caso Tlatlaya pasó a segundo término de la agenda en nuestro país, pero no se debe perder de vista que el mismo  prácticamente dio la vuelta al mundo al ser difundido por medios de comunicación internacionales, y que al igual que los acontecimientos de Iguala  podrían seguir  teniendo repercusiones fuera de nuestras fronteras  al estar en el ánimo de organizaciones mundiales que defienden los derechos humanos.
Mi twitter es @TomasFloresR10
Correos: tomas@localhost
tomasfloresr@icloud.com

Artículos similares