Argentina's President Cristina Fernandez de Kirchner gestures as she makes an announcement on new subsidies and benefits for school renovation works, at the Casa Rosada government house in Buenos Aires

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, denostó las “infamias y calumnias” después de haber sido imputada por un fiscal que la acusa de haber pactado la impunidad de presuntos terroristas iraníes.
“¿Saben qué? El odio, el agravio, la infamia, la calumnia se los dejamos a ellos”, escribió la mandataria en las redes sociales horas después de que el fiscal Gerardo Pollicita retomara la denuncia presentada el pasado 14 de enero por su colega Alberto Nisman.