A mi manerA

Poder Legislativo. ¡Lucharaaaaaaaaaan! A dos de tres caídas.

Por Julio A. AGUIRRE

*”Mercado” legislativo

*¿Cuánto es lo menos?

*Morena se echó para atrás.

Es débil porque no ha dudado bastante y ha querido llegar a conclusiones. Miguel De Unamuno.

Lo que sucedió ayer en la Cámara de Diputados nos remonta a un mercadeo común y corriente de la entidad mexiquense donde se da el clásico regateo. “Cuánto es lo menos con ganas de llevármelo (cierto producto)”. “Es lo menos jefecito, apenas me ando ganando para el chesco”, suele decir el que vende.

Obviamente la distancia es abismal entre un mercado y el Poder Legislativo. Los legisladores no están tratando y negociando cebollas y jitomates. No se está tratando de morralla. La palabra clave se llama cuentas claras. Del otro lado el gobierno del Estado trata de demostrar que no hay nada que esconder.

Entendamos, primero que nada, que lo que gasta mi vecino es su bronca y no la mía.

Tremendo alboroto se dio cuando los legisladores de Morena recularon en lo que horas antes habían avalado, la Cuenta Pública de la entidad y municipios correspondientes al ejercicio fiscal 2017.

No son ejotes ni, repito, centavos. Lo que se haga al interior de la Cámara de Diputados debe ser perfectamente analizado y de existir dudas aguantar cualquier veredicto hasta estar completamente seguros para dar luz verde, o la roja.

El arrepentimiento ya está y esto no se acaba hasta que se acaba.

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional aclara que el estudio de la cuenta pública no ha sido rechazado, sino que continuará por parte de la Comisión de Vigilancia del Congreso del estado para que sus integrantes profundicen en el análisis correspondiente.

De acuerdo, señalan, con la normatividad el Gobernador del Estado debe presentar a la Legislatura la Cuenta Pública del Gobierno del Estado del ejercicio fiscal inmediato anterior, a más tardar el 30 de abril de cada año.

El Presidente de la Legislatura deberá hacerla del conocimiento de sus integrantes y de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México, quien la remitirá al Órgano Superior (OSDEM) para su revisión y fiscalización superior.

El OSFEM tiene un plazo improrrogable que vence el 30 de septiembre para realizar su examen y presentar ante la Comisión de Vigilancia el correspondiente informe de Resultados.

A su vez la Comisión de Vigilancia deberá llevar a cabo la revisión, análisis, aclaración y discusión del Informe de Resultados y presentar ante el Pleno de la Legislatura el respectivo dictamen de Decreto que tenga por revisadas y fiscalizadas las cuentas públicas del Estado y Municipios, a más tardar el 15 de noviembre.

Cuánto lío para la mayoría de personas como yo que no entendemos todo este juego de palabras. Sin embargo sirve para aprender. Y sigue. De esa forma el pasado martes 13 de noviembre, la Comisión de vigilancia (integrada por diputados: 6 Morena, 2 PAN, 1 PRD, 1 PT, y 1 PRI), aprobó por unanimidad el Dictamen por el que se tiene por presentada en tiempo y forma, revisada y fiscalizada por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México, la Cuenta Pública del Ejercicio Fiscal del año 2017 del Gobierno, Organismos Auxiliares y Organismos Autónomos del Estado de México.

A pesar de que el dictamen fue aprobado por unanimidad en la Comisión, incluidos los 6 integrantes de Morena, el día de hoy en el Pleno, dicho partido votó en contra del mismo.

Es decir, continúa la explicación el Grupo Parlamentario del PRI, el dictamen no alcanzó la votación para su aprobación; lo que significa que la mayoría de la Legislatura no aprobó el Dictamen aprobado por la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México, de la propia Legislatura.

En términos formales la Legislatura no reprobó la Cuenta Pública, sino que no se alcanzó la votación para aprobar el Dictamen emitido por la Comisión.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sostenido que las Legislaturas deben fundar y motivar sus actos, es decir, en el caso específico, se requiere de un nuevo dictamen en el que se expresen los motivos específicos por los cuales no se aprueba la Cuenta Pública. Dicho dictamen debe ser aprobado por la Comisión de Vigilancia y sometido a consideración y votación del Pleno.

                                                                        MUESTREN CLASE

¿Qué es la mayoría? La mayoría es un absurdo: la inteligencia ha sido siempre de los pocos.

Quiérase o no la Legislatura local y el resto de Cámaras de Diputados son arenas de box y lucha donde se discute, se aprueba o desaprueba: se toman acuerdos, se aclaran casos y se busca el menor perjuicio para la sociedad, lo sabemos y entendemos.

Ante esta situación nada de lo que ahí suceda debe extrañarnos. Necesario, sin embargo, que los diputados argumenten imponiéndose la razón sin rencores o revanchas ni agandalles. Los insultos, incluyendo mentadas de madre, hay que decirse de manera ¡que se acepten!

No se vale decir hoy sí y mañana cambiar a no. Los sabios tienen derecho a cambiar de opinión pero ustedes, señores diputados de Morena, del PRI, del PAN, del PRD, del PES ¡No son sabios!

¡Apláquense por el amor de Dios!, o el pueblo se las cobrará.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

Artículos similares