A mi manerA

Andrés Manuel López Obrador. ¡Esa lengua, esa lengua!

* Por la boca muere el peje.
* Política de lengua.
* Cargada contra delincuencia.

Por Julio A. AGUIRRE

Quien esconde por miedo su opinión, y como un crimen la oculta en el fondo del pecho, y con su ocultación favorece a los tiranos, es tan cobarde como el que en lo recio del combate vuelve grupas y abandona la lanza al enemigo. José Martí.
Tantos años de marqués y no aprende a mover el abanico. El éxito de los políticos no está en la cabeza, tampoco en el corazón; menos en las manos o las piernas. Los triunfos de los políticos en procesos electorales salen de la lengua con sus promesas y planes pocas veces realizables.
Por la boca muere el pez… por la boca del peje, a Andrés Manuel López Obrador se le ha ido, al menos en una oportunidad, ver cristalizado su sueño: Ser Presidente de México.
Sin embargo el tabasqueño no entiende ni aprende de sus propios errores. El peor enemigo de Andrés Manuel se apellida López Obrador.
Sea malo, regular o pésimo como Presidente, el jefe del Ejecutivo merece un mínimo respeto aún de sus oponentes. Con Obrador no hay nada de ello, todo lo que huele a “Mafia en el Poder” le arruga la nariz y suelta de su ronco pecho, frases hirientes sin entender, aún, que los mexicanos somos nobles pero no tontos. Andrés Manuel ridiculizó a Vicente Fox Quesada (este nunca se quedó atrás ni mostró una mediana cultura) durante el sexenio del panista, hasta que llegó la frase –pareció orden-: “Ya cállate Chachalaca”.
Si López Obrador era simpático para millones de ciudadanos, muchos de ellos reprobaron la actitud soberbia de quién durante dos sexenios se ha sentido el personaje más famoso, popular y vencedor del país.
Por la boca muere el pez… por la boca y lengua puede acabarse la carrera política de Andrés Manuel, y tomar carretera rumbo a “La Chingada” (recuerde que así se llama su rancho).
Hoy a escasos meses del proceso electoral de 2018, Andrés Manuel es el miedo principal de los partidos políticos opositores. Con su partido (Morena) el de Tabasco ha tomado la delantera en la gran carrera rumbo a Los Pinos y, de pronto, otra vez la lengua lo pone de espaldas contra la pared.
Señalar la posibilidad de perdonar al crimen organizado para que exista paz en el país significa, para quien escribe, una pifia que le puede costar, por tercera y vencida ocasión, llegar a la silla principal del país.
Es obvio que López Obrador no se ocupó en tomar la calculadora y medio enterarse de cuántos ciudadanos sido robados, extorsionados, secuestrados, violados, asesinados.
Sí el número le parece insignificante, Andrés Manuel debe sumar a los familiares y los amigos de las víctimas, y saque la cantidad cercana de ciudadanos que han sido heridos en la mente y corazón.
Andrés Manuel López Obrador pudo alcanzar el trono. Lástima que Andrés Manuel siga sin darse cuenta que su peor enemigo se apellida López Obrador. Allá él y su conciencia.
POR CIERTO…
Las grandes deudas son un privilegio de la riqueza. Georges Duhamel.
En los recientes días en el Estado de México el tema principal es, obviamente, la inseguridad.
Alfredo del Mazo Maza, poco a poco pone en marcha programas para combatir al crimen organizado, prioridad de prioridades. Ayer el gobernador del Estado de México anunció que el próximo año, su administración invertirá más de 12 mil millones de pesos para mejorar la seguridad pública en la entidad, y ofrecer mayor tranquilidad a los mexiquenses.
Ciertamente no hay peor lucha que la que no se hace. Verdaderamente se habla de una cifra importante –sin dejar de reconocer que el opositor tiene eso y mucho más para continuar la guerra-.
La inversión anunciada, para muchos histórica, se empleará, a decir del ejecutivo estatal, en la instalación de miles de cámaras de video vigilancia en las diversas regiones de la entidad, la implementación de un sistema de atención de llamadas de emergencia o la construcción de los centros de mando regionales.
Serán instaladas o rehabilitadas luminarias en la vía pública, para hacer del Estado de México el más iluminado del país, así como botones de pánico en el transporte público y que las unidades serán equipadas con sistemas GPS para monitorear en tiempo real las principales rutas y proteger a los usuarios.
Uno de los mayores retos, agregó del Mazo Maza, que tiene su gobierno es garantizar la integridad de las mujeres e impulsar la igualdad de género, por lo que reafirmó su compromiso de diseñar acciones encaminadas a hacer valer sus derechos y los de sus familias.
Se escucha bonito. Se lee agradable. ¡Ah, en teoría todo es posible, sólo falta que lo lleven a la práctica y los cálculos sean en favor de los mexiquenses!
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

Artículos similares