A mi manerA

Emiliano Zapata. Se acabaron los Caudillos.

*Nuestra rancia política.

*Juventud manipulada.

*Acuerdos.

Por Julio A. AGUIRRE

 

Mientras vivas, cuídate de juzgar a los hombres por su apariencia externa. Jean de La Fontaine.

En México, políticamente hablando, se hace énfasis en la juventud como los políticos del mañana que habrán de cambiar la vida de millones de ciudadanos. En Nuestro país, de un tiempo a la fecha, se tiene muy presente al sector femenino, tan inteligente o más que los hombres.

No hemos visto una cosa ni la otra. Ciertamente algunas puertas se han abierto para ambos sectores pero los partidos continúan renuentes a dar un cambio de 180 grados.

Todos los partidos políticos tienen sus caciques. Hombres que en su recorrido fueron caudillos y se levantaron en armas contra las injusticias sólo para incrementar el cacicazgo que tanto odiaban.

Justamente en recientes procesos electorales esos “patrones”, esos “padrinos” es cuando más activos están, aunque menos visibilidad demuestre.

El político joven, hombre y mujer, suelen acudir con el caudillo que se volvió cacique para que este le dé la bendición y pueda alcanzar su objetivo. Ser como lo fueron otros, hacer lo que dicen otros y gobernar como lo hicieron otros.

¿Quién gana, entonces, el candidato y la candidata que aparecen en las boletas electorales o el que con el “dedo” se inclinó a favor de uno u otra?

Se vale que muchos hijos quieran ser como sus padres. No se vale, sin embargo, que los padres se aferren a heredar el poder a la misma sangre.

Existen casos y dinastías que son excepción. Hay hijos o alumnos que superaron al padre o al maestro. Así, sí; bienvenidos siempre y cuando los progenitores entiendan que los hijos deben crecer, aprender y exponer sus principios e ideas. Imitar lo bueno del viejo pero tachar lo malo.

PRIMERO EL PUEBLO

No amas a alguien sólo por su apariencia, su ropa o su carro lujoso, sino porque canta una canción que sólo tú puedes escuchar. Oscar Wide.

La defensa de los dirigentes de partidos estatales y federales siempre será la misma: Los procedimientos de selección de candidatos son apegados a la ley, suelen expresar. Cierto, a la ley que ellos tienen registrados en sus principios básicos; leyes muy cambiables, por cierto.

Nos hablan de calidad, los impulsan, los colocan en el poder y resulta que esas personas intachables, que fueran investigadas a fondo y resultaron “limpios” resultan verdaderos hampones.

No es la ciudadanía la que se equivoca en su sufragio, son los “caciques” y “padrinos” que al pretender tocar el violín le dieron al violón.

El pensamiento no tiene exclusividad, ni colores ni siglas partidistas porque todos son así.

¿A dónde queremos llegar con este rollo?  Deseamos que los partidos políticos entiendan que su misión es elegir a los jóvenes y mujeres verdaderamente capaces, sin parentesco y sin recomendaciones (a huevo ni los zapatos), y que sea el pueblo quien cruce la boleta.

Es claro que nos hemos equivocado y seguramente lo seguiremos haciendo. Será, a la vez, una excusa válida de los ilustres partidos y padrinos. Nosotros lo propusimos…ustedes lo eligieron.

Si tienen tele, hay se ven.

Morena y PES…De todos es sabido que Morena, Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social ((PES) tienen una alianza a nivel federal y en el Estado de México. En esta tesitura el partido de Andrés Manuel López Obrador a través del Grupo de Acción Política que comanda Higinio Martínez Miranda en la entidad no está dispuesto a cumplir con los acuerdos de dejar a PT y PES las candidaturas prometidas en algunos distritos y municipios.

Por ejemplo, en Metepec el documento de coalición dice que la candidatura a la presidencia municipal le tocaría al PT, pero al fin de cuentas y por debajo de la mesa se impondrá Gabriel Gamboa que emergió del proceso interno de Movimiento de Regeneración Nacional. Claro, con previo acuerdo con Oscar González Yáñez a quien le soltaron su diputación local.

La misma jugada quisieron hacer los morenistas contra el PES, pero el dirigente nacional de Encuentro Social, Hugo Eric Flores, dejó en claro que en territorio mexiquense le tienen que respetar por lo menos dos candidaturas a presidentes municipales: Chalco y Zinacantepec. En el primer municipio iría el mismo Vicente Onofre, líder estatal del partido recientemente agredido a balazos y por el segundo están perfilando a un joven, hijo del ex alcalde Leonardo Bravo, viejo lobo de mar que bien podría sacarle un susto a los priistas de Zinacantepec.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

Pie de fotos……………………..

Emiliano Zapata. Se acabaron los Caudillos.

 

Artículos similares