A mi manerA

Alberto Peredo Jiménez. Medida afectará directamente los servicios de salud.

* Polémica Ley Issemym.

* Morena va con todo.

* Poderes confrontados.

Por Julio A. AGUIRRE

 

Busca dentro de ti la solución de todos los problemas, hasta aquellos que creas más exteriores y materiales. Amado Nervo.

Lo que no sucede a niveles Ejecutivo Federal -Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México-, y el Ejecutivo Estatal –Alfredo del Mazo Maza, Gobernador del Estado de México-, en tierra mexiquense se ha desatado una guerra política social-electoral-económica.

No me cabe en la cabeza tanto dicho y promesas de los Poderes Ejecutivo y Legislativo referente al diálogo y el respeto. Lo hemos constatado entre las máximas autoridades, insistimos; la guerra la están haciendo los soldados, lo que podría generar la intervención de los “Generales” y apaciguar al pelotón que ha hecho de la LX Legislatura su fortín, y como son mayoría pues a darle qué es mole de olla.

El Gobierno del Estado de México se decidió por implementar la Ley Issemym, -aprobada por la pasada Legislatura- acto totalmente responsable y ético, para atender las necesidades inmediatamente. Conforme pasaba el tiempo el modelo solidario de reparto se volvió insostenible.

Un acto enfocado en el bienestar de la gente, argumentos del Poder Ejecutivo.

El quebranto financiero del instituto se debe a la mala gestión y administración, porque fue una decisión unilateral y se aprobó en seis días sin consultar a los trabajadores y en un tiempo récord, esgrime la fracción legislativa de Morena, apoyada por fracciones “marionetas”.

El tema resulta de vital importancia requiriendo de coherencia, estudios, mucho diálogo y juntar, de un lado y de otro lado coincidencias. Escabroso hasta para los expertos en la materia. Si hay verdad en el Ejecutivo y si hay verdad en el Legislativo yo, como simple ciudadano pregunto ¿a quién le creo, porque es obvio que alguien no está diciendo la verdad ni actuando de manera humana?

FESTEJOS Y MOLESTIAS

El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras. William Shakespeare.

No me gusta lo que estoy viendo y viviendo, de plano. Increíble que estén haciendo de un tema tan delicado un pleito de revancha y abuso de poder (a eso huele).

Así lo veo, así lo siento y así lo comento. La competencia de vencidas entre los partidos políticos y los altos jerarcas son viejas tácticas para gritar orgullosamente: ¡“Me los chingué”!.

Ver la forma cómo la mayoría de legisladores, oposición del gobierno del Estado, festejaron la caída de la “Ley Issemym”, pretende dejar el sello y la idea de que en el Edomex quién manda es Morena.

La mayoría manda. La fuerza se impone. Hoy Morena está borrachos de poder. “Gran parte de los males del país y la conculcación del estado de bienestar son resultado de la aplicación del neoliberalismo, modelo fallido que fue en contra de los intereses de la mayoría por más de 30 años”, expuso Maurilio Hernández González, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la 60 legislatura del Estado de México.

Respetamos y aplaudimos la idea y el enorme reto expuesto por el legislador Hernández González (Discurso calca perfecta a lo que señala Andrés Manuel López Obrador), sin embargo la mayoría igual a la fuerza y el poder que se tiene en el Palacio Legislativo mexiquense, no siempre garantizará lo correcto y lo mejor.

Andrés Manuel López Obrador no podrá –que la boca se me haga chicharrón- cambiar medianamente siquiera al país en seis años; legisladores de Morena menos –espero errar-conseguirán su objetivo en sólo tres años dentro de la Cámara de Diputados.

Ciertamente el Partido Revolucionario Institucional se está comiendo una sopa de su propio chocolate, hicieron cuánto quisieron cuando se creían amos y señores del país, sin que la entonces oposición pudiera hacer nada en el Congreso de la Unión y Cámaras estatales.

Dicen en mi pueblo que hay tiempos de aventar cohetes y hay tiempos de recoger varas. Ni lo malo dura siempre ni lo bueno es eterno.

Fue en un acto de valentía –en sus discursos- hasta broncos, denunciantes y duros como Morena le quitó el poder al PRI.

Que sea con razón, con inteligencia, con mando y con buen gobierno como Morena puede sellar el último clavo en el ataúd tricolor. Humildad e inteligencia morenos. Finalmente dejaron de ser oposición y hoy son gobierno. No es lo mismo, según yo, atrás que en ancas.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

Artículos similares