A mi manerA

Eruviel Ávila Villegas. Le duró poco la pila.

Por Julio A. AGUIRRE

*No por mucho madrugar…

*Prensa rosa.
*Mucho protagonismo.

CUANDO la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo estar equivocado. Oscar Wilde.
Todo alcalde, gobernador o presidente del país, cuando felizmente llegan al cargo inician las administraciones como trompo chillador. Se quieren comer la lumbre a puños, solucionar los problemas de manera inmediata y, con sus actitudes, le hacen ver al pueblo que ellos si vienen a trabajar y desquitar sus sueldos y muchas otras prestaciones.
Recordamos, por ejemplo, a Eruviel Ávila Villegas que sorprendió a todos un corto tiempo trabajando lo mismo sábados que domingos. Prácticamente mandatario de tiempo completo, sin descanso.
El problema no es empezar, ni llegar. Se trata de mantener la idea. El presidente municipal, el gobernador y el Presidente de México son empleados del pueblo y este sabe que hasta ellos merecen un día (normalmente se toman dos -sábado y domingo-). Hay que quedar bien y apantallar al pueblo que ya no se chupa el dedo.
Eruviel no aguantó el ritmo y pronto volvió a lo suyo…a lo de todos. Reposar sábados y domingos.
El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador anda muy activo y madrugador. Es un político gallo o un gallo político que desde muy temprano nos regala su discurso de acuerdo a la novedad del día, su novedad.
Fiel a su costumbre el ejecutivo federal busca ser primero en todo. Las desmañanadas a la larga pueden traer consecuencias siempre y cuando el ser humano no duerma las horas que el cuerpo requiere.
La novedad de las conferencias mañaneras, como todo en la vida, dejarán de ser novedad; no puede volverse monótono mientras se trate de dirigirse al pueblo y tenerlos bien informado, sin embargo la sociedad no quiere un rico desayuno político en dichos si la comida y cena no son platillos sabrosos y ricos en proteínas y minerales.
En cada municipio, estado y país ciertamente hay mucho por hacer, sin embargo dice el dicho que no por madrugar amanece más temprano.
PRENSA ROSA
La cura para el aburrimiento es la curiosidad. Para la curiosidad no existe cura. Dorothy Parker.
Toda la semana los diversos medios informativos dedicaron importantes espacios a la ex pareja presidencia, Enrique Peña Nieto y la actriz Angélica Rivera, más conocida como “La Gaviota”.
Cada medio tiene su línea editorial y están en su derecho de escribir o hablar de lo que les plazca. Ciertamente la Prensa Rosa tiene sus seguidores y los chismes de los artistas atraen la atención.
Se dice que lo privado de un servidor público es dividido por una línea muy delgada, casi invisible pero también inservible. No se puede ser privado lo que es o se hace quien sirve al pueblo.
De ahí el mote de prensa rosa. Personalmente no me importó los chismes del matrimonio durante la pasada administración, salvo casos donde lo privado se hizo público, y no por los medios de información.
Hoy nos importa menos lo que se diga de la ex pareja y de la nueva relación del mexiquense Peña.
Lo cierto es que Peña Nieto no se preocupa de lo que digan de su vida personal, mientras él pueda seguir paseándose por cualquier parte del mundo sin que políticamente se hable de lo que fue e hizo única y exclusivamente de su gobierno.
Mucho protagonismo… no sabemos en realidad si el tiempo que permaneció alejado de la política, el alcalde Juan Rodolfo Sánchez Gómez le sirvieron para madurar o bien para que sus ideas se llenaran de telarañas. Su segundo periodo como alcalde de Toluca, gracias a Andrés Manuel López Obrador, Sánchez Gómez está tomando un protagonismo innecesario. Mucha fue su crítica a la administración pasada, y a su llegada lo primero que lanza al gobierno estatal y federal es un S.O.S, señal clara que él no podrá hacer nada por la inseguridad que se vive en la ciudad capital.
Juan Rodolfo se subió a la pipa de gasolina prometiendo que con sus ideas él solucionaría el problema. Ojo, la dificultad no es únicamente de Toluca, ni del Estado de México. El tremendo problema que aún no se soluciona es una cuestión que daña al país entero y que corresponde al gobierno federal solucionar.
No se vale, pienso, que esquive su responsabilidad de lo que sucede en el municipio que gobierna inundado de delincuentes y pretenda ser el salvador de México en el problema de la gasolina.
¿Ya estará promoviéndose el edil para intentar, nuevamente, ser gobernador del Estado de México o de plano estará pensando en ser quién ocupe el lugar de Andrés Manuel López Obrador cuando este se vaya de la Presidencia de la República?
No lo se, puede ser, tal vez, a lo mejor.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@8columnas.com .mx

Artículos similares

1 comentario

Dejar respuesta