A mi manerA

0
9
René Bejarano Martínez. Un falso Mesías.

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*Bejarano, falso Mesías.
*Las ligas lo marcaron.
*PRD. Está muerto y no se han dado cuenta.

l que nace para ser ahorcado nunca morirá ahogado. Thomas Fuller.
Todos en nuestra vida guardamos escenas imborrables. Buenas y malas claro está.
Uno de esos sucesos lo vimos vía televisión una vez, y otra, y otra, y otra. Nunca la olvidamos ni lograremos hacerlo. El villano de la película es de carne y hueso, se apellida Bejarano y se llama René. Era del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y se le liga como hombre cercano (aunque quieran aparentar lo contrario) de Andrés Manuel López Obrador.
El apodo del «Señor de las Ligas» se lo ganó a pulso. Desde que Bejarano Martínez apareció en el video donde codiciosamente se le vio metiendo fajos de billetes (corrupción pura) en un portafolios, y en los mismos bolsillos, dicho personaje saltó a la fama nacional e internacional.
No había nada qué decir o investigar. Sobraban las preguntas y brotaban las mentadas de madre del pueblo mexicano que avergonzaba al país y desnudaba, aún más, la bendita profesión de político.
Estuvo en la cárcel y aunque no era «el preso número 9», Bejarano siguió escribiendo una vergonzosa historia tras las rejas.
Muchos años han pasado de eso y el «Señor de las Ligas», pensando que ya pagó sus culpas ante la sociedad, sigue metido en la política ahora encabezando una cosa llamada «Movimiento Nacional por la Esperanza». ¿Va usted a creer? Yo veo a un René Bejarano que pretende demostrar haber cambiado… Qué ya no es aquel diablo tan famoso y odiado, y que hoy es un «angelito» que se quita el taco de la boca y con gusto lo cede al hambriento.
No le creo. Tampoco voy a borrar esa escena de los billetes y las ligas de mi mente. Por gente como él poco creo en la dignidad y ética de los servidores públicos.
Hay quienes han caído en su juego y le siguen la corriente. Allá ellos con sus beneficios y ganancias que Bejarano les esté ofreciendo. Así somos los mexicanos, perdemos la memoria y nos dejamos llevar a donde el viento decida.
Un Mesías fracasado que hoy su discurso gira en torno a: «Yo confío que así como se logró la presidencia se va ir avanzando en los municipios para que las fuerzas progresistas, democráticas y de izquierda tengan gobiernos cercanos a la gente que responda a las necesidades; que se alejen de la corrupción, de los abusos y que sirvan a la comunidad», expresó en el municipio de Lerma, Estado de México. Sólo le faltó la sotana y que durante su discurso tuviera las manos cruzadas al «buen» René Bejarano.
Servil siempre a Andrés Manuel López Obrador, René Bejarano rememoró que la promesa del Ejecutivo federal y de la Secretaria de Seguridad Pública, es que en un plazo corto de seis meses cambie el escenario de inseguridad.
¡Lo que faltaba por escuchar! Olvidó el orador un pequeño detalle: La delincuencia organizada ha aumentado en el país desde la llegada de su «jefe» a la silla presidencial. Vamos René, no es redituable querer enseñar hacerle chiles a Clemente Jaques.
¿Se acuerda usted de la canción de Pepe Aguilar que dice?: Por mujeres como tú hay hombres como yo». Pues bien, en el caso de René Bejarano -entre muchos otros- ya podríamos cantarle: «Por políticos como tú (René Bejarano), hay países como (México), lindos y queridos… pero muy corruptos y jodidos.
POR CIERTO…
Siempre que inicio un vuelo por encima de todo, un demonio sarcástico maúlla y me devuelve al lodo. Ramón López Velarde.
¡Que alguien me explique! El Partido del Sol Azteca (PRD), lo que queda de él, debería desaparecer de la faz de la tierra. Sin embargo se aferran a un imposible y su impotencia de plano ya los hace delirar. En el Estado de México hay quien asegura que no pasa nada en el PRD, que sigue más vivo que nunca.
Un alma bondadosa por favor que lleve al psiquiatra a quien se le ocurrió expresar eso. Por un lado una tribu se reúne y anuncia la toma de protesta de la nueva dirigencia estatal; desde otra trinchera, otro grupo de «indios» (para no repetir tribu), informa de más renuncias al partido…más lo que se acumule esta semana.
El sentido común no existe dentro del PRD. El partido está en pedazos y alguien se atreve a señalar que no pasa nada y que está más vivo que nunca.
En fin, cada loco con su tema.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx