A mi manerA

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*Más años que usted…

*Humildes sugerencias.

*El futuro de AMLO está en el futuro.

Saber envejecer es la obra maestra de la sabiduría y una de las partes más difíciles del arte de vivir. Henri Frédéric Amiel.

Normal que a nuestro celular nos llegue todo tipo de información por cualquier vía. Todos son leídos, los buenos y los malos, los tristes y chistosos. Recientemente nos llegó un escrito que a continuación reproducimos tal cual, de un ciudadano que tiene más años que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Señor Presidente: con todo respeto, me voy a permitir proponerle algunas sugerencias. Y me atrevo a proponérselas debido a que soy 8 años mayor que usted. Y usted hace mucho caso a las personas mayores…

El hecho de que usted y yo seamos de la tercera edad, no implica que tengamos que creer en el cliché de “Todo tiempo pasado fue mejor”.

Estas son mis humildes sugerencias:

Analice fríamente quien es el verdadero causante de la corrupción: ¿Es el imperfecto sistema neoliberal de los anteriores gobiernos? ¿O es el perfecto sistema de impunidad que tenemos? Este sistema neo-mex-liberal fue creado, no por una teoría económica, sino por algunos empresarios ambiciosos y muchos políticos corruptos. Piénselo, por favor. No hay que cambiar de teoría económica, hay que castigar severamente a esos empresarios y políticos delincuentes.

Por favor dese cuenta que la única forma de llevar a cabo la 4T, es con dinero proveniente de los impuestos que pagan los empresarios neoliberales y no los millones de seguidores que lo apoyan. Sin ese dinero, no podría usted lograr su meta. Creo que una estrategia pragmática, sería mejorar las garantías de inversión y continuar el apoyo a los más necesitados con el apoyo de esas nuevas empresas.

Reacomode su Gabinete, en una mitad conserve a los mejores elementos de edad avanzada porque ellos representan la experiencia, pero en la otra mitad incluya a jóvenes brillantes y preparados en Universidades del primer mundo, porque esos jóvenes van a empujar al país hacia la era de la tecnología.

En vez de verlo leyendo a los historiadores Matute y a Taibol II, quisiera verlo leyendo a los futuristas Harari y Michio Kaku. En vez de verlo viajar a los pueblitos mexicanos, quisiera verlo viajando a Singapur y Kuwait. En vez de verlo con un sombrero de bolitas huichol, quisiera verlo con una gorra con el logo de la “NASA Mexicana” apretando el botón de un nuevo sistema a satelital mexicano. En vez de verlo cerrando guarderías, quisiera verlo inaugurando campus de las mejores universidades del mundo en nuestro país. Quisiera verlo promoviendo muchos talleres de artesanía, pero más quisiera verlo promoviendo empresas tecnológicas de todo el orbe, invitadas a venir a un país donde se paga pocos impuestos, se garantizan las inversiones y los derechos de los trabajadores (sin tener monopolios sindicales).

Dé un giro de 180 grados y en vez de ver al pasado, vea al futuro que está ya casi enfrente de nosotros.

En el área científica, vea cómo está avanzando la curación de enfermedades congénitas manipulando el ADN mitocondrial y la nanotecnología. Visite las nuevas empresas de ingeniería neogenética e ingeniería ciborg, que están creando dispositivos no orgánicos como manos biónicas, ojos artificiales o micro robots que navegarán por nuestro torrente sanguíneo diagnosticando problemas y reparando daños. Todo esto basado en el Big Data. Esto implica que podremos vivir hasta los 100 años en perfecta salud. ¿Cómo vamos a mantener a pensionados y gente que no produzca, hasta que cumplan esa edad?

En el área tecnológica, vea que la verdadera razón de la guerra entre EEUU y China no es comercial sino cibernética, y que es una batalla para ver quién controlará las redes de la tecnología G5 de 20 Gigas en todas las ciudades. Porque quien domine la inteligencia artificial, dominará la comunicación instantánea, y por ende dominará el mundo. ¿México dominará, o será dominado?

Analice por favor, si en este escenario de grandes avances tecnológicos, es buena idea apostarle al petróleo y a la generación de electricidad con motores de carbón y combustóleo.

¿Cree usted que es sensato seguir metiéndole dinero a Pemex y a CFE? ¿No sería mucho más barato y práctico vender o cerrar estos dos nidos de corrupción, ya desahuciados?

¿Qué pasaría si las petroleras del mundo pudieran entrar al país y distribuyen la gasolina y operaran las gasolineras, y además nos pagaran un impuesto? De un plumazo acabaría usted con el huachicol y la corrupción de cuello blanco.

Y en el caso de CFE, ¿por qué no permitir que cada mexicano pueda procurarse su energía eléctrica con celdas solares y energía eólica o pueda comprarle a sus vecinos la que le sobre, pagando todos un impuesto0 moderado? También acabaría con los diablitos y la carestía de la energía en todo el país.

¿De qué nos sirve conservar políticas de expropiación, que en su momento fueron necesarias, pero que a lo largo han probado enriquecer solo a unos cuantos, explotando a millones? El objeto era proteger nuestra soberanía y conservar nuestras reservas naturales. ¿Lo hemos logrado?

Señor Presidente, si sigue pensando en pasar a la historia como el mejor mandatario de México, no se aferre al pasado. Su futuro está en el futuro.

Esto se lo sugiere un mexicano que tiene más años que usted…

albertomartinezvara.wordpress.com.

amv@albertomartínezvara.com.

Nuestro reconocimiento a Alberto Martínez Vara. Nuestro agradecimiento a mi compadre por compartirlo con un servidor. ¡Lo bueno también cuenta, y se cuenta!

Artículos similares