A mi manerA

Alfredo Del Mazo Maza. Un líder nato.

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*La fuerza de A. Del Mazo.

*Andrés Manuel recibe todo el apoyo tricolor.

*Más cerebro que fuerza.

La prueba final de un líder es que deje detrás de él en otros hombres la convicción y la voluntad de continuar. Walter Lipmann

No queda ni tantita duda que el destartalado Partido Revolucionario Institucional (PRI)

tiene en el mexiquense, Alfredo Del Mazo Maza, la mejor carta, o el último as de su baraja.

El único, o de los muy pocos mandatarios que ha entendido a la perfección cómo se debe gobernar. Sabe aplicar, justo en el momento, el qué el cómo, el cuándo, el dónde, y sobre todo con quién.

Sin amargura, sin sed de revancha, sin soberbia y sin falsedad. Al poco tiempo de alcanzar la silla principal en la entidad más poblada del país, se encontró con la noticia de que el ejecutivo federal no era más su compañero de partido. Finalmente llegó al poder Andrés Manuel López Obrador, y los tricolores, en su mayoría, se pusieron a temblar.

Andrés Manuel, durante 18 años buscando la presidencia, desnudó las carencias y malos gobiernos del PRI, hizo lo mismo con los del PAN. El entonces candidato a la presidencia empleó la misma táctica de todos los oponentes al Partido Revolucionario. Su frase favorita “La Mafia en el Poder” nunca dejó de retumbar en cada municipio, ciudad y estado donde el tabasqueño hizo acto de presencia.

Alfredo del Mazo Maza nunca mostró preocupación y mucho menos temor. Un hombre que tiene bajo su mando un Estado del tamaño y el peso de la entidad mexiquense no puede mostrar debilidad y menos inseguridad.

Finalmente la dignidad no tiene precio. En un pleito nadie sale ganando. Cada quien a lo suyo y con lo suyo. Si existe la disposición, el diálogo, el sentido común y la coincidencia de gobernar por el bien de los mexiquenses, y de todos los mexicanos, los colores quedan atrás, las siglas partidistas no existen.

Ninguna duda queda que en la actualidad el Presidente de México y el Gobernador del Estado de México han estado trabajando codo a codo. Las constantes visitas de Obrador al Estado de México así como las reuniones privadas de Del Mazo en la oficina del Presidente dejan perfectamente claro el deseo de cambiar la vida de sus gobernados.

Hay que remar parejo para que el barco llegue a su destino. No hay más, no existe de otra.

TODOS GANAN

Existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento, es el talento de reconocer a los talentosos. Elbert Hubbard.

Convertido, insistimos, en la carta más importante del Partido Revolucionario Institucional. Alfredo del Mazo Maza ocupa hoy un lugar vital en la agenda política de Andrés Manuel. El ejecutivo estatal es la palanca para convencer al resto de los gobernadores priistas a trabajar –hablar, escuchar, proponer, solucionar- con quién guía los destinos del país.

Ayer se efectuó una importante y necesaria reunión entre el Presidente de México y los mandatarios emanados del PRI expresando su respaldo a la federación (AMLO) en torno a la situación en la que se encuentran la relación comercial entre México y Estados Unidos.

“Ante este tema es necesario trabajar en unidad para cuidar las inversiones, las fuentes de empleo y la economía de los estados mexicanos”, sostuvo Del Mazo Maza al término de la reunión.

“Fue una buena reunión, una reunión muy cordial, una reunión amable, en donde primero que nada expresamos el respaldo de todos los gobernadores priistas al señor Presidente, en torno al momento tan importante que está viviendo nuestro país con la relación con Estados Unidos”, externó.

No todo fue el país vecino y su presidente. La reunión tenía que ser aprovechada al máximo y fue así como: “Platicamos de temas de gran relevancia para todos los estados, como los temas de salud, temas educativos y también algunas cuestiones de infraestructura de gran relevancia y de impacto social, que pudiera ser considerado para apoyarse el año que entra con recursos federales”, concluyó Alfredo Del Mazo Maza.

México es un país con enormes problemas y rezagos, para colmo tenemos un vecino amenazador, mentiroso, abusivo, y un hijo de toda… las barras y las estrellas. Un bocón, pues, un brabucón muy peligroso al que se le gana con la razón, con la inteligencia, con el diálogo, y sobre todo con  la unión que han demostrado los mandatarios.

Nadas les cuesta seguir así…digo.

Anécdota personal… durante mi niñez fui testigo de un pelito a golpes en el que uno de los participantes era mi hermano. Recuerdo que intervine para que eso terminara y traté de detener a mi hermano. Las palabras que me dijo las tengo grabadas en la memoria. “Nunca me agarres a mí. ¡Agarra al otro!”, me dijo.

Al buen entendedor pocas palabras, en un caso de estos el pleito internacional requiere de todos los mexicanos; ya después sí quieren seguírsela “rajando” entre ellos en pleitos caseros, pues muy su gusto.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

Artículos similares