A mi manerA

Reemplacamiento. Autoridades rebasadas.

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*El chirrión por el palito.

*Y sigue la mata dando.

*Como niñas jugando a “la roña”.

No es necesario decir todo lo que se piensa, lo que sí es necesario es pensar todo lo que se dice. Quino.

Los mexiquenses seguimos cargando la pesada cruz que inició cuando la calidad del aire era muy mala, y aprovechando eso a un alcalde se le ocurrió enviar patrullas acompañadas de grúas a la cacería de automovilistas que no tuvieran el engomado de verificación.

Ahí empezó el movimiento ciudadano, el malestar, los enfrentamientos con la policía, las marchas en protesta y caos vehicular. Donde fuego hubo cenizas quedan y las broncas continúan en el tema-tramite de reemplacamiento a toda unidad que se mueva en cuatro llantas.

Como ciudadanos tenemos derechos y obligaciones, lástima que sean más las obligaciones que los derechos. Basados en la ley -cuando les conviene- los políticos recuerdan que la obligación de verificar el auto es una ley vieja.

Digamos que tienen razón, donde no la tienen es en aplicarla cuándo les da su regalada gana. ¿Por qué nadie los multó o cesó del cargo –pasados y actuales- por no hacer cumplir con la ley?

Puro interés y oportunismo político de algunos. Cuando alguien pecando de valiente dijo: ¡Basta, la ley se aplica ya!, millones de ciudadanos nos vimos apurados y nos pusieron encabronados porque quién debe respetar y poner la muestra, además de hacer cumplir la ley, son ellos.

En fin, aunque son problemas “viejos”, lo recuerdo para que las autoridades sepan que lo que hace el de adelante hace el de atrás.

Obviamente este problema no se ha solucionado (verificación de vehículos) y para acabarla de amolar nos regalan el compromiso de reemplacamiento. ¡Caray!, no salimos de una cuando ya nos ejecutaron otra.

                                                                                      ¿Y AHORA?

La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuándo uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse. Ernesto Sabato.

El mexicano en general es muy dado a dejar todo para lo último, sin embargo el tema de regularizar el transporte en el Estado de México no se hace de la noche a la mañana.

Hoy los mexiquenses, temerosos de que vengan más multas, se han dado cita en los lugares indicados para realizar el famoso cambio de placas, y justo hoy que nos mostramos cumplidos (la mula no era arisca) nuestras autoridades no pueden con el paquete.

Más claro ni el agua. O no esperaban que los mexiquenses respondieran pronto al llamado, o simplemente ellos no estaban preparados para atender todas las solicitudes.

Por las largas filas, por las constantes quejas, por tener a jóvenes, adultos y personas de la tercera edad soportando el frío, el calor y las lluvias está claro que los que fallan son otros, y los que pagamos los platos rotos somos todos.

¿Quién sigue cumpliendo y quién está incumpliendo? La respuesta es obvia ¿no creen?

Por lo mismo se nos hace muy populista y demasiado oportunista la propuesta del diputado de Morena, Faustino De La Cruz Pérez con su llamado al Gobierno del Estado de México para que amplíe la prórroga de “gratitud” de dos a cuatro meses, en apoyo de la ciudadanía.

Resulta obvio señor diputado que el gobierno del Estado no se colocaría la soga al cuello ganándose la antipatía de los ciudadanos. Ya dejen de estarnos jodiendo con una y otra cosa. Insistimos la ciudadanía tiene obligaciones y derechos ¡pero ustedes también!

Tú la traes…el ex presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa se quejó de Morena y lo acusó de sabotear su asamblea en el municipio de Naucalpan en el firme propósito de formar un nuevo partido político de nombre México Libre (me deja anonadado la inteligencia de los políticos).

Sabedores que en la política es una batalla campal donde algunos no van sobre quien se la hizo sino quién se las pague, Higinio Martínez Miranda, que aunque usted no lo crea todavía anda en este bailongo además de ser Senador, se quejó del gobierno del estado, pues según su “velda” el gobierno busca estropear el avance de los municipios, en su mayoría de Morena.

Oiga usted, esto ya parece el juego infantil que en mi pueblo le llamaban (y lo practican las niñas) “La roña”.

Bendita política nuestra que hasta el más pelón se hace trenzas.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com,mx.

Artículos similares