A mi manerA

Morena. De los dichos a los hechos...

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*Nuestros políticos de cada día.

*Aberrante lo de Baja California.

*Piedra, papel o tijera.

Escoge un trabajo que te guste, y nunca tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida. Confucio

Cuenta la anécdota que aquel joven no quería estudiar y no le gustaba trabajar. De pronto se armó de valor y se los dijo a sus padres. Contra lo que esperaba –mínimo un baño de regaños- los viejos cruzaron miradas y de manera tranquila le dijeron a aquel irresponsable: “Pues vuélvete político”.

Mucho se ha comentado en este espacio sobre nuestra querida política, al grado de catalogarla como la industria más productiva de todas.

Con respeto y la exclusión para algunos servidores públicos, el resto no tiene interés de servir. Tiene la intención de servirse. Obviamente no es lo mismo gimnasia que magnesia.

Recientemente la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso local revivió un viejo tema que no se ha realizado y que, estamos seguros, no llegará a verse nunca.

Por considerar que existe una discrepancia entre el recurso económico que se destina a los partidos políticos por concepto de financiamiento público y el gasto destinado al rubro social, los diputados Beatriz García Villegas, Gerardo Ulloa Pérez y Faustino de la Cruz Pérez presentaron una iniciativa para reducir ese financiamiento hasta en 50 por ciento.

No quiero imaginar las mentadas silenciosas que los citados se llevaron. Les han de estar chillando las orejas como olla exprés.

En sesión del Pleno correspondiente al Tercer Periodo Ordinario, presidido por la legisladora Violeta Nova Gómez, Beatriz García apuntó que casi ocho millones de mexiquenses viven en situación de pobreza, mientras que los 10 partidos políticos con registro recibieron en 2018, sólo por concepto de actividades permanentes más de 15 millones de pesos.

Conforme a la lectura de la iniciativa de reforma al artículo 66 del Código Electoral del Estado de México, esta cantidad se incrementa cada año, lo que implica menos gasto en otros rubros, como educación, salud y combate a la pobreza. Así planteado, señaló que se trata de un privilegio del que gozan los partidos políticos.

Lo datos proporcionados por los impulsores de la iniciativa bien pudieron ahorrarse. Todos sabemos lo que en México cuesta la democracia…y todos sabemos para qué sirve.

Simplemente es gastar dinero bueno en cosas malas (¿cierto Presidente Andrés Manuel López Obrador?)

                                                                             ¿UNA DÉBIL LUZ?

El secreto de la existencia humana no sólo está en vivir, sino también en saber para qué se vive. Fiódor Dostoyevski.

Ninguna fracción mayoritaria podría –me aferro a lo dicho- hacer el milagro para los mexicanos.

Ninguno sería capaz de matar a la gallina de los huevos de oro; ahora qué, cargándonos al lado optimista podría aparecer al final del túnel una débil flama, recordando que estamos en la administración de la austeridad donde dinero hay pero no lo sueltan ni siquiera para medicinas, podría por fin hacer algo al respecto.

Yo mismo inventé esa lucesita, lástima que yo mismo me encargué de olvidarla.

No encuentro otra palabra tan apropiada que la de aberrante para expresar lo que está sucediendo en Baja California, caso que ha levantado un polvo espeso y asfixiante que todos conocemos.

Quien llegó a ser gobernador por un periodo de 2 años, Jaime Bonilla, del flamante e impecable Partido de Morena, le tomó gusto al cargo y el congreso local, de buenas a primeras decidió que el citado personaje siguiera en el poder tres años más.

¿Verdad que en política no se necesita estudiar, tampoco trabajar para alcanzar los más altos cargos públicos?

Dicen los que saben (yo no lo sé pero pienso igual), que esta decisión fue a cambio de un millón de dólares para todos los diputados de todos los partidos políticos.

Qué poca abuela del que sobornó y que poca abuela de los sobornados.

¿Alguien duda ahora que estamos frente a una administración que se convertirá en la 4T?

¿De dónde salió el dinero para comprar conciencias? ¿Qué pasó con el gobierno de austeridad?

 ¿Qué nos pasa?… es increíbles lo que se hace y/o se propone en la cima del poder. Ricardo Monreal, ante el jaloneo e interés por ocupar la Presidencia en el Senado, lazo recientemente una brillante idea. Una “Ideota”, diría yo. Meter los nombres de los interesados en una urna y al mero estilo de tómbola de feria, el ganador sería quién ocupe tan importante cargo.

No está mal. Tómbola… volado…disparejo o piedra, papel y tijera.

No quiero quedarse fuera sin mi “valiosa participación” para futuras elecciones de gobernador o presidente de la república.

Pegar los nombres de los partidos y los candidatos en esa rueda giratoria que también se ven en las ferias de rancho; que alguien la gire y que una mano santa lance el dardo, de ahí saldrá el ganador.

¡Genial idea! de tal manera México se ahorrará todo el dinero del mundo. No habrá dinero para partidos y campañas; nos ahorramos los súper sueldos que ganan los consejeros y presidentes electorales y desaparecerán los Institutos Electorales, auténticos barriles sin fondo.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

Morena. De los dichos a los hechos…

Jaime Bonilla. Hizo su 4T.

Ricardo Monreal. Tómbola…volado o disparejo.

Artículos similares