A mi manerA

María Aidé Hernández García. Les dio cátedra a los que creen saber y poder.

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*¿Primero las damas?

*El avance con paso de tortuga.

*Hay cantidad (hombres), escasea la calidad.

Busca la verdad en los hechos. Deng Xiaoping.

No cabe duda, fui, soy y seré un desastre. En el pasado no entendí, en el presento no entiendo, y en el futuro, seguro estoy, no entenderé a los servidores públicos.

Respetuoso y un caballero (aunque alguien lo dude) en el tema que hoy abordaremos iniciaremos dando prioridad a la mujer.

“Para eliminar la violencia política hacia las mujeres es necesario reestructurar los roles tradicionales de género y trabajar en una verdadera igualdad desde la educación y desde un cambio cultural de la sociedad”, expuso María Aidé Hernández García, quien junto con Jesús Alberto Rodríguez Alonso, coordinó el libro ¿Es la paridad una realidad en los Congresos estatales?, publicado por Grupo Editorial Grañen Porrúa.

María Aidé es profesora-investigadora de la División de Derechos, Política y Gobierno de la Universidad de Guanajuato, presenta un panorama y un balance general del país en materia de paridad de género en los Congresos locales durante el periodo 2015-2018, a través del análisis de las Legislaturas de 11 estados: Sinaloa, Chihuahua, Hidalgo, Estado de México, Distrito Federal, Puebla, Guerrero, Oaxaca y Campeche.

No es ninguna improvisada, para decirlo rápido y fácil.

Dentro de su intervención Hernández García destaca el hecho de que sí hay un avance en los Congresos en cuanto a la paridad de género, pero todavía con muchos retos, pues las mujeres enfrentan desigualdad en el trato, se les exige más en su aspecto físico que los hombres y reciben críticas más severas de sus propias compañeras que de sus compañeros, por lo que, en este aspecto, se presenta otro reto: fomentar la solidaridad de género.

Otro punto a destacar de la investigadora respecto al perfil de las y los legisladores. La investigación encontró que las mujeres en los Congresos analizados son más jóvenes que los hombres, tienen menor experiencia laboral y su grado de escolaridad es similar; las mujeres tienen más experiencia como regidoras y síndicas y un mayor trabajo en sus partidos políticos, pero no en presidencias municipales ni diputaciones federales, como sí las tienen los hombres.

Sin desperdicio lo dicho por María Aidé Hernández García, sin embargo y querer restar a su exposición, eso viene pasando atrás años; la mujer es hoy en día más tomada en cuenta pero, para quien escribe, es atolito con el dedo.

¿Y ENTONCES?

La falla de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes. Sir Winston Churchill.

Dejemos el paso y cedamos la voz al pensamiento de Maurilio Hernández González, presidente de la Junta de Coordinación Política. Mismo lugar, mismo evento, mismo tema.

“Más de 60% de las iniciativas en la 60 Legislatura han sido presentadas por diputadas, expuso. En el contexto de la Cuarta Transformación (y dale con eso) y la construcción de un nuevo régimen, el Congreso hace lo necesario para que las legisladoras, en uso de su legítimo derecho, aporten su experiencia y sentimiento para generar las mejores respuestas a los problemas y retos del país y la entidad”.

Co voluntad política se generan los espacios para que en los hechos la presencia de las mujeres contribuya al esfuerzo de todas y todos los mexiquenses, reiteró el también coordinador parlamentario de morena.

Vino luego la flor de Hernández González para las damas. Qué mejor momento para ello lucir como todo un caballero. Seguir transitando en este proceso evolutivo del trabajo legislativo, que también lo es político e ideológico, para llevar adelante al Estado de México, lo que “no podemos hacer sin el esfuerzo y trabajo de las mujeres”, recalcó el presidente de la Junta de Coordinación Política.

Obviamente respaldamos y aplaudimos a las damas, en esa ocasión representadas por

María Aidé Hernández García, quien mostró mayores argumentos y conocimientos. Y no entiendo, para variar, lo explicado por el legislador de morena. Si más de 60% de las iniciativas en la 60 Legislatura han sido representadas por diputadas, ¿por qué los diputados no ceden espacios y cargos importantes y en su caso con mejores resultados las mujeres?

Será que como algunos dicen, a las mujeres ni todo el amor, ni todo el dinero, ni todo el poder.

Aunque lentamente los tiempos cambian, el machismo político sigue acaparando dejando a la mujer en casa lavando, planchando, haciendo la comida y cambiando pañales a cambio de una flor o caja de chocolates “Carlos V”.

Mujeres, oh mujeres tan divinas, no queda otro camino que adorarlas.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

Artículos similares