A mi manerA

0
17
Alejandra Del Moral Vela. No pierde el optimismo.

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

¿Misión imposible en el PRI?

*Alejandra Del Moral, sí, pero…

*Para bailar la bamba…

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. Albert Einstein.

El pasado miércoles Alejandra Del Moral Vela, dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tomó protesta a los Consejos Políticos Municipales, Comités Seccionales y Comités Municipales para el periodo estatutario 2019-2020.

Una vez señalamos que Alejandra Del Moral nos parecía una mujer franca y luchadora, por lo tanto la inteligencia para ser autocrítica viene de la mano de las virtudes señaladas.

De sobra conocido que en estos momentos el partido tricolor, a nivel estatal y nacional, está más jodido que las mangas de un chaleco. Sin embargo el cargo que ocupa la obliga, con convencimiento de causa a luchar tratando que de las cenizas surja una llama de esperanza para que el otrora poderoso “partidazo” salga de la incómoda situación en que se encuentra.

Su labor no es nada sencilla. Armar un rompecabezas de cientos de piezas hoy parece imposible. Inventar un Frankestein político es sencillo pero poco humano y servible para la causa.

Ningún pero encontramos en su discurso. Frases como “Queremos ser el partido que se renueva con el tiempo, que se sabe levantar, actualizar y que sabe preparar a sus futuras generaciones”, no tienen desperdicio.

Asegurar que el PRI es una institución que está por encima de personas, por encima de personalidades y por encima de carismas, es bueno. Faltando un pequeño detalle: comprobarlo.

“Hay muchas personas que quieren seguir confiando en el PRI y lo único que esperan de nosotros es humildad, respeto y resultados. La única forma de ganar es con  humildad, reconociendo nuestros errores”. Pues sí y no Alejandra Del Moral.

Ciertamente hay gente que quiere seguir confiando en el partido tricolor (hoy mucho menos que ayer), y lo que la presidenta llama único no es único: ¡Es, pienso, todo! Complicado panorama observamos para que los que quedan en el PRI profesen humildad, respeto y resultados; y que reconozcan sus errores. La soberbia no la dejan ni para dormir.

FUTURO

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena, He ahí por qué se nos escapa el presente. Gustave Flaubert.

“Queremos que la gente sepa que el PRI da resultados y resuelve los problemas. Queremos ser el partido que se renueva con el tiempo, el partido que se sabe levantar, se sabe actualizar, se sabe preparar y que sabe preparar a sus futuras generaciones”, agregó la presidenta estatal.

Qué bueno que así sea. En el partido, en lo que queda del PRI, el olor a rancio penetra por la nariz a kilómetros de distancia. Recuerde presidenta: Renovarse o morir.

“El PRI es la institución que mejor refleja las raíces del pueblo de México y nuestra idiosincrasia como mexicanos y como mexiquenses; éste es el partido en el que militamos con profundo orgullo y que va más allá de las circunstancias. Estará vigente siempre y cuando la militancia siga siendo la base de nuestro partido”.

Para entender al pueblo hay que acudir a él cuando piden el voto, y luego cuando se obtiene el triunfo. No ser amnésicos, pues.

“El partido es el resultado de muchas elecciones, de ganar o perder, pero, sobre todo, es el resultado del trabajo. Cuando los priistas nos unimos no hay poder que nos gane y eso tenemos qué hacer este 2021”, recordó Alejandra Del Moral.

La presidenta estatal del Partido Revolucionario está reconociendo-se valora- que en las derrotas (3) presidenciales, el peor enemigo de un priista es otro priista, como aquí se has señalado.

Como se puede apreciar, Alejandra Del Moral hace su trabajo y sigue en pie de lucha. Ciertamente el Partido Revolucionario Institucional le ha dado mucho a los mexicanos, obvio, por los muchos años que ostentó el poder. Lástima que en uno cuántos años gran parte de lo que algunos dieron, otros malhechores de cuello blanco, se encargaron de quitárselo al pueblo…y con altos intereses.

Ojalá el priismo en general entienda que más vale ser un pobre rico que un rico pobre.

Suerte para Alejandra Del Moral, más suerte aún para el Partido Revolucionario Institucional.

Soy un convencido que la van a necesitar en el 2020 y en el resto de vida política que les quede.

Por cierto dice una pegajosa canción: para bailar la bamba se necesita un poquito de gracia y otra cosita. ¡Oh, sí!

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx