A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

Damián Canales Mena.  Esperan mejores resultados.
Damián Canales Mena.
Esperan mejores resultados.

* Normalidad y realidad.
* Transporte público, otra más.
* Esperan mejoría en seguridad.

Los esfuerzos son vanos cuando falta vocación. Trinidad Sánchez Santos.
Hoy 5 de enero del nuevo año, la normalidad y la realidad empiezan a tomar su cauce, aunque la mayoría de servidores públicos en el Estado de México sigan gozando de vacaciones.
Atrás quedaron, como lo señalamos cada inicio de año, las fiestas y los propósitos de todo ser humano desde distintas trincheras; aunque políticamente se piense pero no se actúe acorde con la teoría, el resto de ciudadanos, anhelamos una familia, un municipio, un estado y un país -el único que tenemos- un año menos malo al que vivimos quienes  por desgracia, o por fortuna, no pertenecemos a la familia política.
Poco a poco nos iremos centrando en la cotidianidad y la realidad nos irá ubicando en el lugar que las máximas autoridades pretenden llevarnos, para bien o para mal.
Ya estamos grandecitos para creer en los “Reyes Magos” y redactar, nuestra cartita. Escucharemos infinidad de anhelos, de buenos deseos y de promesas, igual o con mayor intensidad si fueran tiempos electorales y los que hoy ostentan el poder estuvieran compitiendo por un puesto.
Promesas e intenciones que escuchamos cada inicio de año, y que por angas o mangas
no terminan de aterrizar en el bienestar de la sociedad.
¿Por qué este 2015 no se han de concretar lo largamente prometido?, preguntará un optimista.
¿Por qué este año sí veremos la mejoría en extremo anunciado, cuando los dichos van y vienen, y los hechos ni vienen ni van?, interrogaría un pesimista.
Desde nuestra perspectiva no es cuestión de enfoques, de ser positivo o negativo. Se trata de capacidad o incapacidad del legislador, del alcalde, del gobernador, del presidente en turno. Nos guste o no, estamos en sus manos, en sus decisiones, en sus intereses, en sus terquedades y en sus aciertos.
Feliz Año, es nuestro deseo para millones de ciudadanos que están muy lejos del “círculo rojo” y muy cerca del pozo frío y negro como la noche.
Para los encargados de conducir los ayuntamientos, los estados y el país del partido político que sea, que este 2015 les caiga un rayo y los llene de luz, de certeza, de  humildad, de compromiso y de obligación.
Nota: Esto último no es carta a los “Reyes Magos”; obviamente por más reyes y magos que sean difícilmente podrían darnos gusto en alguna de las observaciones.
¿CUÁNTAS MUERTES MÁS?
Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha, es preciso comenzar de nuevo. André Gide.
Frente a las adversidades cuesta mucho ser positivos. El Estado de México sigue marcando la pauta en cuanto a accidentes mortales causados por el servicio de transporte público y la pasividad de autoridades que nada hacen por remediar un problema fuera de control.
En los últimos días del año 2014 se registró un deceso más por la imprudencia e impunidad de la que gozan los choferes de las distintas líneas de transporte.
Un adulto mayor fue arrollado en la Avenida 5 de Mayo, casi esquina con Paseo Tollocan, en la colonia Las Américas en la ciudad de Toluca. No le dieron tiempo de despedir un año y recibir otro.
Justamente los tiempos de asueto de los trabajadores de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte -obviamente muy atentos en las compras de fin de año- fue clave para que el asesino huyera sin que se ofrecieran mayores datos.
El tema, transporte público, está fuera de control, convirtiéndose en un asunto prioritario. La infinidad de tragedias causadas por conductores del transporte público, de no ser resuelto de inmediato, le acarreará al gobernador, un problema de graves dimensiones.
COMO VA…
Estrategias, no nombres…una mayor inversión económica y el fortalecimiento en las estrategias tanto para frenar la incidencia delictiva, como para detener a más delincuentes, son parte de las misivas que trae consigo el cambio de nominación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) a Comisión Estatal Ciudadana, anunció en pasados días Damián Canales Mena, secretario de la SSC.
Son las acciones y las estrategias de altas autoridades y distintos mandos lo que aportará para combatir -no confundir con vencer- a la delincuencia organizada.
Ya puede llamarse FBI mexiquense y/o la CIA del Estado, no servirá de nada mientras autoridades del Estado, en alianza con las más importantes instituciones federales, den en el clavo respecto a cómo actuar frente a dichas adversidades, digo.
Rebasados… no hay discurso que valga, en el caso del diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del Distrito I (Enrique Mendoza Velázquez) y la presidenta municipal, Martha Hilda González Calderón, deberán repartirse la inoperancia en consejos, discursos y “ayuda” para disminuir los índices de violencia que aumentan en la Colonia San Bernardino, concretamente.
Gasto inútil de los vecinos en colocar las alarmas vecinales que han servido para “maldita cosa”; a continuación una muestra más que sustenta nuestra opinión.
Pasadas las doce de la noche del pleno 24 -ya 25 de diciembre- suena la dichosa alarma -señal de que en algún domicilio estaban robando-, sin embargo nunca se supo en qué hogar se activó la alarma, en el entendido que puede ser manipulada a dos o tres cuadras de donde suena.
Minutos después llegó, hay que decirlo, una patrulla ¡y no supo que hacer!, por lo tanto, nada hizo. Se fueron, y la dichosa alarma, continuó con su infernal ruido que cesó, hasta que quiso, o estaba programada.
Una alarma que suena, unos policías ignorantes de qué hacer en estos casos y una pésima Navidad para muchas familias.
Curiosamente el diputado quiere ser alcalde de Toluca, y la presidenta de Toluca pretende ser diputada.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@localhost

Artículos similares