A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

César Camacho Quiroz.  El "enemigo a vencer" será el mismo PRI.
César Camacho Quiroz.
El “enemigo a vencer” será el mismo PRI.

* Estampida.
* PRI contra priístas.
* “Novedoso” mensaje.

Pensar es fácil. Actuar es difícil. Actuar como se piensa es lo más difícil de todo. Anónimo.
Son, como siempre, la mayoría de diputados del Estado de México, los primeros en abandonar la nave -Poder Legislativo-, para ir en busca de nuevos cargos que les permita seguir pegados a la ubre del erario. La mayoría de los que dirán adiós oficialmente, tienen en la mira distintas sillas municipales que cambiarán de nombre, algunas posiblemente de colores y siglas partidistas.
Ciertamente nunca nos ha gustado el trabajo incompleto de diputados y alcaldes que, sentimos, fallan a la confianza ciudadana que los impulsó para cumplir ciertos objetivos que prometieron y para lo cual se comprometieron. Nada hay que se pueda hacer, sin embargo.
Es política, pura y llanamente política donde el crecimiento y enriquecimiento personal está por encima de intereses de los gobernados.
Los diputados mexiquenses, que desde el inicio de su gestión legislativa significó promocionar sus campañas disfrazadas, no esperaron  el clásico ¡Arrancan!; solos se formaron y solos dieron el banderazo en una carrera donde encontraran obstáculos de todo tipo para poder llegar a la meta.
En el amor y en la guerra todo se vale.
No hay, al inicio de todo proceso electoral, amor al semejante. Hay, eso sí, una guerra sucia en la que reinan las acusaciones verbales por encima de las propuestas; no hay debate serio y propositivo, lo que hay es un batidero sobre quién es menos malo y corrupto.
Tiempos de elecciones, tiempos de desnudar al contrario y hacerlo pasar vergüenzas.
Nuevamente el Estado de México tendrá atención especial por lo que es y significa para el país. La entidad con mayor número de habitantes tendrá una renovación casi completa, salvo la gubernatura.
VA POR TODO
Debemos hacer las cosas ordinarias con un amor extraordinario. Madre Teresa de Calcuta.
En días pasados el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, anunció que su partido no entrará en el juego sucio que le tiene preparada la oposición.
Hará bien el partido que domina la entidad en cumplir la promesa. El partido Revolucionario no requiere de tales artimañas para conseguir sus propósitos y mantener sus siglas partidistas en todo lo alto dentro del Poder Legislativo, y en la mayoría de los 125 municipios en disputa.
Seguramente las altas esferas del PRI han entendido que las baterías deben enfocarse al interior del partido y no al exterior. La oposición, PAN y PRD, llegan a dicho proceso mancos, cojos y tuertos electoralmente hablando.
El problema que tendrá y que de hecho ya tiene, será el convencimiento a sus militantes de que los momentos y tiempos no son para muchos de ellos; tendrán, por lo tanto, que seguir picando piedra y haciendo méritos, les guste o no les guste, se vayan -del partido- o se queden.
Nos gustaría creer, aunque nos resulta muy complicado hacerlo, pensar que los elegidos serán los que mejor calificados están por la sociedad. Eso no sucedió antes, no será ahora y no se verá nunca.
No es pecado que los que mandan en el tricolor con su dedo pulgar hacia arriba señalen quién sí, y con el dedo pulgar hacia abajo marquen quien no. Lo que no es prohibido está permitido además el método es utilizado por todos los partidos políticos, salvo honrosas excepciones.
Ciertamente se podría pensar que en el Estado de México los dedos asemejarán rifles que apuntan para el bien del partido por sobre cualquier nombre y personas. Eso que podría ser un serio problema para el partido en el poder no será tanto y, en caso de dudas o presiones, podría ser el propio Presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien diga la última palabra.
Es correcto recordar que en este año de recién inició no será la silla principal de la entidad la que esté en juego, y tampoco el trono presidencial sin embargo de los resultados que se obtenga el próximo 7 de junio mucho pesará para la elección del siguiente mandatario en la entidad y en consecuencia dejar un panorama más claro para lo que será, en 2018, la lucha por el control en el país.
Conclusión A mi manerA: Si el Partido Revolucionario Institucional logra contener a sus bravos y acelerados “revolucionarios”, el resto será pan comido.
COMO VA…
Urgente…desde que tenemos uso de razón (ya llovió) venimos escuchando las mismas palabras y los mismos propósitos que a bien tienen los políticos regalarnos.
Urge que la extensa familia política cambie su arenga y no pensar que seguimos en el pasado, que en muchas medidas lo estamos.
Ayer la titular de la secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles, nos regaló el siguiente mensaje: “Es momento de sumar esfuerzos para cerrar las brechas de desigualdad y alcanzar la justicia que busca el país, resolviendo los dilemas con unidad y perseverancia.
El México próspero, incluyente y en paz al que aspiran los mexicanos sólo será posible sobre la base de un país en el que todos podamos vernos como iguales, expuso.
La duda y a la vez interrogante para Rosario Robles Berlanga es: Usted todavía cree en los Reyes Magos.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@localhost

Artículos similares