A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

Óscar Sánchez Juárez. No pierde la confianza.
Óscar Sánchez Juárez. No pierde la confianza.

* Codo con codo.
* Reto panista.
“Vale madrismo” electoral.

Debemos buscar a alguien con quien comer y beber antes de buscar algo que comer y beber, pues comer solo es llevar la vida de un león o un lobo. Epícuro.
No existe en el país, entidad como el Estado de México, que esté pendiente de todo lo que haga y diga el presidente del país, Enrique Peña Nieto.
Los exagerados señalan que aún no termina de estornudar el Ejecutivo federal, en el lugar donde se encuentre, y en el Estado de México ya están diciendo: “Salud, señor Presidente”.
No es, por lo tanto, coincidencia que el gobierno mexiquense se pronuncie a favor, inmediatamente, de lo que exponga quien guía los destinos de los mexicanos.
Hasta cierto punto es lógico y entendible. Peña Nieto nació y creció en esta tierra, y quien tomó su lugar en la silla gubernamental pertenece al mismo partido político; además, el gobernador del Estado de México siempre ha pronunciado su intención de trabajar, codo a codo, con quien habita la residencia oficial, Los Pinos.
Ayer a miles de kilómetros de suelo mexiquense -Ciudad Juárez- Peña Nieto anunciaba que conforme a todas las mediaciones, hay una tendencia a la baja en la comisión de delitos, homicidios y secuestros en el país.
El mandatario federal reconoció que esto es gracias al esfuerzo propio que realiza cada entidad para asumir su propia responsabilidad, poder sumar la del gobierno de la República y juntos hacer frente a este flagelo de la inseguridad.
No fue coincidencia, insistimos, que horas después de lo anunciado el Gobierno del Estado de México a través de José Manzur Quiroga, secretario general de Gobierno, expusiera que durante 2014 en la entidad disminuyó 12 por ciento la incidencia delictiva, que lo ha alejado de estar entre las 10 entidades con mayores índices lo cual es resultado del Operativo Seguridad Mexiquense, mediante el cual se implementaron diversas acciones como la actualización del marco jurídico, coordinación entre los tres niveles de gobierno, depuración de corporaciones policiacas y la incorporación de tecnología de vanguardia.
“Quiero agradecer desde aquí al Gobierno de la República por todo el apoyo y respaldo que nos ha brindado en beneficio de los mexiquenses”, señaló el secretario.
Las estadísticas que a nivel federal y estatal se anuncian, son avaladas por mexicanos y mexiquenses que no han sido víctimas de la inseguridad; números y anuncios obviamente no compartidos por millones de ciudadanos que han probado el rigor de los delincuentes esparcidos a lo largo y ancho de la República Mexicana.
PANISMO
Mi ideal, en materia de estilo, es no tenerlo. Marcelino Menéndez Pelayo.
Mientras Óscar Sánchez Juárez, presidente del Partido Acción Nacional en el Estado de México afirmaba que el blanquiazul continuará en sus procesos democráticos para ser la mejor opción legislativa y de gobierno con sus mejores hombres y mujeres para la ciudadanía, Luis Felipe Bravo Mena, ex dirigente nacional y dos veces candidato a la gubernatura de la entidad mexiquense, manifestaba que el actual proceso electoral se inscribe en una coyuntura política delicada, en la que la sociedad mexicana demanda de los partidos candidaturas de alta calidad moral.
Aplicando la máxima “más sabe el diablo por viejo que por diablo”, con todo respeto para Bravo Mena, el consejo emitido al panismo nacional debe prevalecer en Acción Nacional por sobre cualquier otro interés.
Un “pequeño” problema de quien escribe. ¿Tendrá Acción Nacional en suelo mexiquense, la cantidad y calidad en su militancia para presentar candidatos con dicho perfil?
“Los partidos tienen que hacer un esfuerzo para que sus candidatos reflejen un deseo de regenerar y limpiar la vida pública de México”.
“Si Acción Nacional se equivoca y lanza candidatos que lo único que buscan son puestos públicos para seguir escalando en la pirámide política y continuar en el pandero político, sin actitud de servicio, la gente nos va a voltear la espalda”, agregó Luis Felipe.
Algo que podría servir de consuelo -¡jodido consuelo!- para Bravo Mena y el PAN, que no sólo ellos son quienes enfrentan tal problemática; lo mismo sucede con el resto de partidos políticos. Encontrar hoy día, personajes que ejerzan el servicio social sin más interés que el bien común, resulta más complicado que encontrarse una moneda de cincuenta centavos en la calle.
En el proceso electoral que se avecina, como en los pasados, ¡Qué Dios nos agarre confesados!
COMO VA…
Que desperdicio… el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó la actualización al tope de gastos de campaña para diputados federales de mayoría relativa, de un millón 209 mil 528 pesos a un millón 260 mil 38.34, lo que representa 50 mil 509.38 pesos más.
La explicación ofrecida por Lorenzo Córdova Vianello, indica que la actualización del monto máximo que podrán gastar los 300 candidatos a diputados en las campañas que iniciarán el 5 de abril, se da tras el ajuste al salario mínimo de 70.10 pesos para el Distrito Federal.
¡Cuánto desperdicio de dinero en un país doblado por el hambre y la miseria! Gastar carretadas de dinero, como en todo proceso electoral. Sigue siendo un insulto al pueblo. Y un monumento al “vale-madrismo”.
“Aguantar vara”… tras rechazar, José Isabel Trejo Reyes, coordinador de los diputados del PAN, que cualquier elección se deba a posibles “revanchas” internas, y ante la intención de (Margarita) Zavala, de buscar la dirigencia nacional panista, pidió a la esposa de Felipe Calderón Hinojosa “aguantar vara”.
Debe aceptar su derrota, expuso.
Qué bonita familia, qué bonita familia, qué bonita familia.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/  ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@localhost

Artículos similares