A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

César Camacho. Fuera de su estilo.
César Camacho. Fuera de su estilo.

* ¿Se lava las manos?
* Soberbia y arrogancia.
* ¿Focos rojos? Ni amarillos.

Aconsejar a otros, y desatender su propia seguridad, es insensato. Fedro.
El pasado fin de semana estuvo en suelo mexiquense el dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática, Carlos Navarrete Ruiz, con el propósito de poner en marcha el Comando Electoral del partido en la entidad.
Entre lo sobresaliente, el líder del “Sol Azteca” propuso que sean la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de Gobernación y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) los que, mediante la revisión de expedientes y realización de exámenes, determinen si algún aspirante, de cualquier instituto político, tiene vínculos con la delincuencia.
La moneda lanzada al aire por Carlos Navarrete tiene doble cara y como tal debe ser observado.
Son las instancias electorales y el gobierno federal los encargados de ofrecer un proceso electoral limpio y confiable a la ciudadanía. También son las instancias poseedoras de los medios para investigar e impedir la filtración de algún “colado” que resulte incómodo para el partido. La democracia y limpieza que dicho proceso requiere.
Se pensaría, por otro lado, que los partidos políticos estarían “lavándose las manos” responsabilizando a dichas instancias de lo que pueda surgir en el pasado.
Si bien es el Partido de la Revolución Democrática (PRD) el más cuestionado y criticado en estos momentos por la presencia de militantes en el poder con negro historial, el resto de partidos no puede presumir de tener la conciencia tranquila.
Todo rebaño -partido- tiene con conocimiento de causa o desconocimiento total,  infiltrados a “lobos” que, con el disfraz de ovejas, engañan a dirigentes y se adueñan de cargos de elección popular para, mediante el poder, navegar en la corrupción debido a la impunidad.
Obviamente, las dirigencias estatales y nacionales de los distintos partidos están obligados a hacer su tarea investigando y aportando datos que por su cuenta consigan, con las máximas autoridades; una cosa es cierta la ciudadanía creerá más en la PGR, en la Segob y el Cisen que en los institutos políticos.
LA ARROGANCIA
El elogio en boca propia desagrada a cualquiera. Diógenes de Sínope.
Existen personajes políticos que, de acuerdo a su historia y estilo, llegan a caer bien a cierta la gente; hay otros, que son más meticulosos y reservados.
Humberto Moreira, ex dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, es uno de los primeros; César Camacho Quiroz, dirigente actual del tricolor, pertenece al segundo grupo.
Lo que en unos puede ser picardía, en otros se cataloga como arrogancia.
Primero fue Nuevo León y recientemente el Estado de Michoacán donde el Revolucionario Institucional designó a sus candidatos de “unidad” rumbo a la silla principal de ambas entidades.
Que alguien nos explique la diferencia entre candidato de “unidad” y candidato de “dedazo”.
Durante el evento donde se dio cita la plana mayor de Michoacán, César Camacho entregó la constancia como precandidato de unidad a la gubernatura a José Asunción Orihuela Bárcenas.
Y vino luego el corto discurso de Camacho Quiroz al señalar: “Al PRI, unido, nadie le gana”. “Pobres aquellos partidos que tienen que escoger al menos malo de entre los suyos”, agregó.
Es el mismo César Camacho que ha reiterado que el partido tricolor no entrará en la guerra de descalificaciones.
César Camacho demostró que en la mano izquierda tiene el rosario, y en la derecha, el mazo. Lo expresado, propio de los tiempos que no debe extrañar a nadie, más allá de ser verdad no deja de ser una provocación, un insulto al resto de partidos que, jodidos y lo que usted quiera, también tienen sus opiniones y aspiraciones.
Por menos de eso parte de la sociedad mexicana cataloga a la militancia priísta de soberbios y arrogantes.
¿Cuál sería la postura de panistas y perredistas? Lo ignoramos pero el dirigente nacional tricolor tendrá que entender que: “el que se lleva, se aguanta”.
COMO VA…
¿Todo bajo control?… apenas el 10 de enero las autoridades mexiquenses informaban del hallazgo de dos tambos enterrados con más de tres mil 500 cartuchos útiles localizados por las fuerzas de seguridad que integran la Base de Operaciones Mixta, destacamentadas en el Sur del estado (municipio de Tlatlaya), seis días después, el secretario general de Gobierno en la entidad, José Manzur Quiroga, garantizaba el desarrollo del proceso electoral en la zona llamada “Tierra Caliente”.
Tanta seguridad mostró Manzur Quiroga que la autoridad del estado no ve prendidos “ni siquiera focos amarillos de alerta”, expuso.
Que su voz resulte de profeta aunque lo ideal es que en dicha zona no se vean encendidos ni siquiera focos amarillos antes, durante y después del proceso electoral.
Las autoridades no pueden dar tregua a la delincuencia.
No siempre… las estadísticas son frías señala el eslogan; sin embargo, no siempre es así en cuestión de seguridad. El procurador general de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez hizo un reconocimiento en materia de seguridad al municipio Toluca destacando que en comparación con el año 2013, en 2014 la incidencia delictiva disminuyó en un 13.25 por ciento y en 34.26 por ciento respecto a las denuncias de alto impacto.
Los números proporcionados por el procurador ahí quedan, lástima que no coincidan con las palabras (quejas, lamentos y observaciones) de la ciudadanía.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@localhost

Artículos similares