A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

Ernesto Nemer. Preocupación y  ocupación por nuestros paisanos.
Ernesto Nemer. Preocupación y
ocupación por nuestros paisanos.

“Reventón político”
* Aun perdiendo salen ganando.
* Migrantes mexicanos.

e sido un egoísta toda mi vida, no en teoría, pero sí en la práctica. Jane Austen.
La cercanía de un proceso electoral, como el que se efectuará el 7 de junio del presente 2015, demuestra que siendo la política una actividad para gente convencida y comprometida, esta se convierta en una agenda de colocación en la que prácticamente se otorga “licencia para robar”, con sus respectivas pero muy pocas excepciones.
Lo hemos expresado hasta la saciedad. El político, hombre y mujer, ven por sus intereses personales arropados en un mensaje que ya nadie cree: “Velar por los intereses de los que más necesitan”, eslogan que nació para quedarse, pero no para
efectuarse.
No puede haber reglas cuando quien las avala, son los primeros en violarlas. Las mismas caras, los mismos discursos, la misma lucha y el mismo y único interés. Obtener poder y dinero.
Los políticos e instituciones indican cuándo un ciudadano debe ser jubilado de su trabajo. No importa la capacidad y experiencia que la gente “de la tercera edad” puede aportar; tampoco les preocupa que un jubilado reciba migajas como pensión.
¿Por qué los partidos políticos no ponen un tope de edad para que se jubilen los políticos, que aún con bastón continúan “trabajando” y cobrando enormes sueldos con cargo al erario?
Del coraje, la ciudadanía pasó a la risa y de la risa a la indignación. Al ver cómo los burócratas dejan votados sus compromisos y obligaciones, por irse a buscar otros cargos de elección popular.
¿Qué decir de los legisladores, malamente “representantes del pueblo” que no cumplen su ciclo y se largan pensando en otras sillas?
Increíblemente -lo no prohibido está permitido-, hay presidentes municipales que renuncian al cargo para ser dirigentes estatales de su partido político, diputados estatales que quieren formar parte del Congreso de la Unión, senadores que cambian el curul por ir en busca de la silla gubernamental de su estado, líderes nacionales de partidos que se van buscando asegurar una diputación y conseguida regresan a seguir “pegados de la ubre”.
Ejemplos, hay más por supuesto. Ser político resulta el mejor empleo -negocio-, de todos.
Con la ventaja de no renunciar, con pedir licencia les basta y así asegurar el regreso al puesto en caso de no ser elegibles para los cargos deseados.
Los políticos, hombres y mujeres, nunca se quedan sin trabajo. Y aun perdiendo, salen ganando.
¡POR ESO ESTAMOS COMO ESTAMOS!, porque no existe el verdadero compromiso y una sincera vocación por cumplir con el mandato del pueblo.
Son los partidos políticos quienes mediante “elección de unidad” -quien escribe lo conoce como “dedazo”- pone a quien le da su gana pensando en el triunfo, más allá del deseo y voluntad del pueblo.
Las reglas internas de todos y cada uno de los partidos en nuestro país no se modifican. De ello viven y para ello viven. Poder y dinero. Dinero y poder, el orden de los factores no altera la intención final.
El que está en la Cámara de Diputados, mañana se ubica en la Cámara de Senadores.
¡QUÉ TRISTEZA SER ETIQUETADO COMO “CHAPULÍN”!
Cierto es que un equipo de Tercera División, permítanos la analogía, en el fútbol profesional pretende ascender a Segunda División, una vez en ella intentará llegar a la Primera División, y luego, de ser campeón.
No tiene por qué ser diferente en el desarrollo humano y profesional del político. Diputado local para luego buscar la presidencia municipal; después, ir al Congreso de la Unión, pretender ser gobernador de su entidad y, finalmente, llegar a la silla presidencial.
Un sueño válido que sin límites se está convirtiendo en una pesadilla para la sociedad mexicana.
Caminar en círculo no nos lleva a ninguna parte.  En la política no hay reglas que impidan repetir a la militancia ser, por ejemplo, dos veces diputado.
Estamos ante personajes que parecen de cuerda. En la familia política no existe aquello de: “Ya bailé, me siento para que otros hagan lo mismo”.
¡QUÉ VA, ELLOS Y ELLAS SE DAN VUELO EN EL “REVENTÓN POLÍTICO”! ¡QUE SIGA EL DESMADRE, PUES!
TRATO HUMANO
Hay quién arroja un vidrio en la playa. Pero hay quien se agacha a recogerlo. José Narosky.
Mantener contacto permanente con los mexicanos que viven en los Estados Unidos es, sin duda, una medida plausible dentro del gobierno federal.
Finalmente, un gobierno ve a nuestros paisanos como seres humanos y no sólo como máquinas de ganar dólares que son enviados al país que los vio nacer y, que por diferentes circunstancias, los orilló a buscar su bienestar lejos de la tierra añorada.
No sabemos las dimensiones reales de lo que México sería sin las aportaciones -remesas- de los connacionales.
Los tres niveles de gobierno, municipal, estatal y federal, en gran medida le deben el progreso a quienes, paradójicamente, los expulsaron de su tierra tras negarles la oportunidad del bienestar personal y familiar.
Ante este panorama, la atención que el gobierno federal demuestre debe ser reconocida.
Para cumplir con el compromiso de informar los resultados del proceso de consulta. Para la modificación a las Reglas de Operación 2015 del programa 3X1 para migrantes, el cuál consistió en 15 reuniones con organizaciones de migrantes mexicanos en la Unión Americana, el subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la Sedesol, Ernesto Nemer Álvarez, se reúne con mexicanos residentes en Nueva York.
En su agenda de trabajo de tres días por la Unión Americana, Ernesto Nemer entregará recursos y reconocimientos a organizaciones de migrantes mexicanos, también se reunirá con miembros de la Asociación de Profesionistas y Empresarios Mexicanos (APEM) y otorgará diversas entrevistas en medios de comunicación de importante presencia entre la comunidad mexicana que radica en Nueva York.
¡YA ERA HORA DE QUE NUESTROS PAISANOS RECIBIERAN UN TRATO DIGNO Y HUMANO DE LAS AUTORIDADES MEXICANAS!
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/  ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico: aguirre@localhost

Artículos similares