Advierte IMSS riesgos por un embarazo ectópico

REDACCIÓN

El embarazo ectópico se registra en promedio, en 10 por ciento de las mujeres, y de no atenderse a tiempo puede provocar la muerte de la madre, o en su defecto, dejar efectos negativos en el potencial reproductivo.

El director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 38 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Río Colorado, Sonora, Óscar Castro Guevara, señaló que un embarazo ectópico se define como preñez fuera de la cavidad uterina.

El especialista del IMSS informó que la localización más frecuente del embarazo ectópico es la trompa de falopio, la edad de la mujer no es un factor de riesgo para padecer este problema, pero sí el uso del Dispositivo Intrauterino (DIU) como anticonceptivo.

También, haberse sometido a técnicas de reproducción asistida, tabaquismo, enfermedad pélvica infecciosa-inflamatoria o haber tenido alguna cirugía previa en las trompas de falopio.

Advirtió que estas alteraciones pueden detectarse en las primeras semanas de gestación, debido a que en caso de no hacerlo a tiempo, puede provocar una hemorragia obstétrica muy grave.

Castro Guevara señaló que cerca de la mitad de las pacientes no presentan factores de riesgo identificables ni hallazgos a la exploración física inicial, ya que el dolor y sangrado se registra sólo en 45 por ciento de las mujeres con este problema.

Destacó que para la detección temprana de un embarazo ectópico se recomienda el ultrasonido transvaginal, que ofrece mayor sensibilidad.

Exhortó a las mujeres con sospecha de embarazo o embarazo confirmado, que ante cualquier sospecha de un problema así acudan de manera inmediata a su revisión clínica para evitar complicaciones.

Algunos de los síntomas del embarazo ectópico pueden ser amenorrea (ausencia de período menstrual) por más de ocho semanas, dolor abdominal, sangrado vaginal de escaso a moderado con o sin prueba de embarazo positiva.

La consecuencia más grave es una hemorragia. Antes de que esto ocurra y con un saco gestacional menor a 3.5 centímetros, el tratamiento médico puede ser por medio de fármacos.

También hay la opción de cirugía que puede ser a través de laparotomía (método con una pequeña incisión en el abdomen).

En este caso la primera opción es realizar una salpingostomía, que es una incisión lineal en la trompa de falopio para extraer el saco gestacional y luego suturar conservando la integridad de la trompa.

Debido a estos riesgos, el director de la UMF número 38 recomendó acudir al médico con frecuencia para que la mujer tenga un adecuado control prenatal y detectar si existe o no un embarazo ectópico.