Alertan sobre el riesgo de pandemias en Venezuela

Foto Especial

Tras denunciar una crisis humanitaria y genocidio cotidianos en Caracas, la presidenta de la organización Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela (PAHPV), Marisol Dieguez, alertó que enfermedades antes erradicadas en el país sudamericano podrían ahora causar pandemias.

“El problema humanitario de Venezuela había estado oculto. En el país hay un genocidio cotidiano”, declaró Diguez en rueda de prensa en Roma.

Dijo que en la nación andina se padece el hambre y han retornado enfermedades como la tuberculosis, la malaria y la difteria que habían sido erradicadas.

“Existe la potencialidad de que surjan pandemias, además de que no hay controles sanitarios en puertos y aeropuertos, por lo que las enfermedades se pueden propagar no solamente en territorio venezolano”, advirtió.

Denunció que en el país sudamericano 15 de cada 100 niños están desnutridos, en el 93 por ciento de los hogares se come mal, hay un desabastecimiento de medicinas del 95 por ciento y una inflación anual del 2735 por ciento.

El Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela (PAHPV) fue creado el 12 de febrero de 2014 para responder concretamente a la situación de conflicto social y escasez que vive el país.

La principal misión de la organización es la de recolectar insumos en centros de acopio y preparar la logística para su distribución en Venezuela, donde la ayuda va a instituciones de salud operadas por congregaciones religiosas, bomberos universitarios, comunidades indígenas, asilos y otros entes no dependientes del Estado.

En enero de 2017, el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) otorgó al Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela el estatus 501(c)(3), el cual lo acredita como Organización de Caridad en ese país.

Según Dieguez, desde su creación PAHPV ha entregado más de 250 toneladas de ayuda médica a los venezolanos.

La presidenta de la organización dijo, sin embargo, que en América Latina solamente reciben ayuda de Panamá y Puerto Rico, mientras en Europa es Italia la que encabeza la lista de países donadores, al tiempo que España ha aportado “muy poco”, superada por Portugal.

“En Italia lo recaudado se entrega a 90 instituciones, entre ellas la Caritas”, anotó. Señaló que a causa de la falta de recursos, tienen detenidos 2 mil 400 kilos de asistencia en Italia, para los que se necesitarían unos 24 mil euros (10 euros por kilo) con el objeto de llevarlos a Venezuela.

Ahora el PAHPV busca obtener ayuda de la Organización de Estados Americanos (OEA) para instalar campamentos de refugiados en los cruces fronterizos con Colombia y Brasil.

“En promedio todos los días 25 mil venezolanos cruzan la frontera con Colombia, presentaremos una propuesta para que (Luis) Almagro (secretario general de la OEA) apoye la instalación de campamentos sanitarios”, precisó Dieguez.

Reconoció que la situación humanitaria en Venezuela parece sin salida por el momento y acusó al gobierno de Nicolás Maduro de ser una narcodictadura que con la represión tiene acallada a la población.