Andamiaje Alterno

Roberto Sebastián Nava Fabela

* ¿Cómo asesorar el área social y personal?

Los aprendizajes clave referidos para preescolar, primaria y secundaria requieren en su área de desarrollo social y personal, atender la expresión y apreciación artística; asimismo, que el alumno ejercite su cuerpo y aprenda a controlar sus emociones. Estos elementos formativos considerados por la Secretaría de Educación Pública son fundamentales en la educación integral del ser humano para el desarrollo de sus competencias.

Pero, ¿cómo asesorar a un docente en esa área de desarrollo social y personal? No se trata de una receta a seguir, sin embargo sí de algunos criterios. Ubicar primero que es un trabajo entre colegas; habría de identificar el problema o necesidad pedagógica a atender, si consideramos la expresión y apreciación artística, podría ser el no saber articular un discurso visual, desde la observación de obras plásticas, en una visita a un museo; no es que el guía ofrezca toda la información, lo importante es que los alumnos aprendan a apreciar el arte y tengan un criterio para poder hacer una lectura visual de lo que ve.

Entonces habría que mostrarle al docente materiales sobre alfabetización visual y pedagogía de la mirada, sobre las corrientes de artes plásticas, sobre museografía y sobre todo generar un puente cognitivo entre los contenidos temáticos escolares referidos a educación artística y los materiales que se exhiben en el museo. Se requiere entonces diseñar estrategias de enseñanza, con contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales. Aquí estará en juego no sólo el saber apreciar, sino también las emociones de los estudiantes.

La asesoría al docente se ubicaría en el modelo de colaboración y se dejaría al profesor reflexionar, analizar y efectuar su propuesta estratégica para desarrollar en los alumnos sus competencias como espectadores activos y capaces de articular un discurso estético, es decir, estarían siendo alfabetizados de manera visual.

En lo referente a ejercitar el cuerpo y cuidado de la salud, al docente se le muestran alternativas sobre cómo realizar deporte para preservar la salud; recordemos que en estas áreas, las instituciones cuentan con promotores y son quienes desarrollan una labor cercana con los maestros.

Respecto al control del alumno sobre sus emociones, es importante recurrir a la bibliografía sobre inteligencia emocional y seguir las orientaciones, pero sobre todo el profesor tiene que propiciar en los alumnos la reflexión sobre la escala de valores que debe poseer y llevarlos a la práctica; facilitar en el educando el control de su enfado, por ejemplo. Orientar en esta área de desarrollo social y personal precisa que el asesorado docente identifique el problema a atender, y si lo es, se habría de establecer un plan de acción a seguir durante un tiempo considerado, evaluar los avances y tener en cuenta las áreas de oportunidad.

Artículos similares