Andamiaje Alterno

* El documental contemporáneo en México y enseñanza de la historia.

Roberto Sebastián NAVA FABELA

El cine documental mexicano contemporáneo sólo es posible su desarrollo y evolución si los documentalistas orientan su labor artística con base en el arte del montaje y en el uso de recursos de multimedia interactivos, así como la experimentación.
El cine documental del arte del montaje y el interactivo permiten libertad creativa al documentalista para motivar al espectador a ser coparticipe de la narrativa y de la creación o recreación misma del documental, en el del montaje hay una exposición de los sujetos sociales que forman parte de la realidad remitida y de un tiempo histórico, lo cual es una veta en México, al haber diversos episodios que bien podrían ser susceptibles de ser considerados y llevados a un documental, amén de propiciar en los espectadores sus propias reflexiones y conclusiones, de igual modo motivar la conciencia crítica respecto de esa realidad histórica vivida por la sociedad civil en lo individual y en lo colectivo.
Estas dos modalidades del documental referidas, propiciarían mayor interés del público y los orientaría hacia un ambiente educativo, lúdico y motivador de su creatividad.
Los críticos al respecto indican pérdida de la narrativa en los documentales de uso de recursos multimedia interactivos, pues al dejar al espectador recorrer el camino solo en un mundo digital, se olvidarìa el sentido del documentalista, no obstante la propia evolución humana en los aspectos científico, tecnológico y cultural, han encauzado a nuestra especie a nivel, en donde el sujeto pasivo en diversos ámbitos, deja de serlo para ser actor en la construcción de sus propios referentes e historias, cabe destacar esta es la época del desarrollo de competencias y hacia allá apuntala el documental interactivo al desarrollo de la creatividad, enmarcada en generar historias y resolver problemas. Entonces se propicia el desarrollo de competencias de los espectadores al interactuar de manera digital.
Del mismo modo, en el arte del montaje existe una memoria histórica de la sociedad civil, sobre diversos acontecimientos en un país y esta modalidad de documental permite evocar los problemas socioeconómicos y culturales del momento al que remite el documental y al tiempo nuestro.
Los documentales vendrían a ser recursos importantes en el aprendizaje de la historia, los alumnos lograrían interiorizar cuerpos cognoscitivos de una manera lúdica, al ser autores de documentales para recrear la historia desde el análisis.

Artículos similares