Aprueba Vaticano nuevas leyes para Legionarios

1

El Vaticano aprobó las nuevas Constituciones de los Legionarios de Cristo, el reglamento interno de la congregación, resultado de un proceso de reformas, y el cual busca dejar atrás la estructura que permitió los actos inmorales del fundador, Marcial Maciel Degollado.
Según informó la oficina de prensa del instituto religioso en Roma, la noticia fue dada a conocer por su director general, Eduardo Robles-Gil, con una carta dirigida a todos los miembros.
La aprobación definitiva de las Constituciones fue comunicada con una misiva del 16 de octubre pasado firmada por José Rodríguez Carballo y Sebastiano Paciolla, secretario y subsecretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano, respectivamente.
“Tenemos ahora en nuestras manos el texto de nuestras Constituciones que describe para cada uno de nosotros el modo específico de vivir la vida religiosa en la Legión”, indicó Robles-Gil en su carta sobre el nuevo texto, que ya está en vigor.
El documento contiene las normas fundamentales de la congregación, las normas esenciales sobre su identidad y misión, su gobierno y disciplina; la incorporación y formación de los miembros. Con respecto a las anteriores Constituciones, las nuevas han eliminado muchos capítulos, artículos y números “para facilitar la distinción de fondo entre lo esencial y lo accidental” y permitir una “mayor adaptación a las circunstancias de tiempos y lugares”.
“Han pasado 872 artículos en las Constituciones anteriores a 235 en las recién aprobadas. Se busca armonizar los elementos normativos con los espirituales, eliminando el tono exhortativo”, explicó una nota de la Legión. El escrito previo había sido realizado por el fundador Marcial Maciel Degollado, cuya doble vida que incluyó abusos sexuales contra menores, uso de drogas y otros actos inmorales, había sido facilitada por la estructura rígida y aisladora producto -entre otras cosas- de esas Constituciones. De hecho la apenas aprobada es la sexta versión que existe de las Constituciones. La primera data de 1948 y fue autorizada en México. En todas las ocasiones fueron aprobadas por las autoridades eclesiásticas competentes. Los Legionarios explicaron que este nuevo documento no necesitó incluir una referencia explícita a la figura de Marcial Maciel, porque según la ley de la Iglesia católica, este sólo contiene normas de funcionamiento generales.
Además aclaró que sobre los actos del fundador ya se tomó una postura institucional el 6 de febrero pasado, en un comunicado del Capítulo General, el máximo órgano de gobierno de la congregación. Esa nota calificó sus comportamientos como “gravísimos y objetivamente inmorales”.
Durante ese mismo capítulo, los Legionarios aprobaron las nuevas Constituciones que sufrieron diversas modificaciones a petición del Vaticano, antes de llegar a esta aprobación definitiva.