Ariana Grande, sufre acoso sexual

Foto Especial

* La cantante fue víctima de un degenerado religioso frente a muchas personas sin que nadie la defendiera

Por Monick Huitrón

El momento que vivió la estrella de la música, Ariana Grande, durante los funerales a la recién fallecida, Aretha Franklin, ¡es de no creerse! Sobre todo, porque ocurrió frente a cientos de personas presentes y nadie hizo nada; ni siquiera ella misma.

El terrible momento ocurrió cuando Ariana terminó de interpretar uno de los temas icónicos de Aretha, A Natural Woman, como parte del último homenaje a la cantante. Posteriormente, el pastor se acercó a Ariana y la abrazó de una manera, por demás, ofensiva, porque pasa su brazo por su espalda y coloca su mano al costado del seno de ella, que lo voltea a ver sorprendida, alejándose un poco, pero el tipo la sujeta fuerte y ella queda en shock, mientras él, presiona su seno con los dedos.

Inmediatamente, los comentarios empezaron a caer uno tras otro en redes sociales, y así surgió el movimiento llamado #RespectAriana exigiendo que el pastor ofreciera una disculpa, misma que llegó, aunque de una forma poco convincente.

Esta fue la explicación del religioso: “Nunca sería mi intención tocar el pecho de una mujer. No sé, supongo que puse mi brazo alrededor de ella. Tal vez crucé el límite, tal vez fui demasiado amigable o familiar, pero de nuevo, me disculpo. A todos los que estaban ahí les estreché las manos y los abracé. Eso es lo que somos en la Iglesia. Todo se trata de amor”.

No, bueno, por tipos demasiado “amorosos” han ocurrido terribles vejaciones a niños y mujeres, sin que nadie haga nada.

Por supuesto, todos estamos a la expectativa de que Ariana emita alguna declaración al respecto, y sobre todo, porque las imágenes que aquí les mostramos, dejan ver su incomodidad ante la descarada y repulsiva actuación del pastor. Nos gustaría saber por qué no le quitó la mano, por qué no dijo nada.

Las fotografías han sido revisadas y analizadas en diferentes medios de comunicación, y todos coincidimos con que el tipo lo hizo con toda la intención de “manosearla”; su mano y sus dedos no tenían nada que hacer en el busto de la cantante.

Que esto sirva de ejemplo para las mujeres, sobre cómo NO se debe actuar ante el acoso sexual, porque esto que vivió Ariana Grande, es acoso sexual, a vista de todos. Cuando una situación o una persona te haga sentir incómoda o te ofenda, no te quedas callada; ¡Habla! ¡Grita! ¡Empújalo! Haz lo que sea, pero haz algo, que el mundo sepa que esa persona es un peligro. Recuerda que si te quedas callada ante una situación así, no solo estás dejando que la persona se salga con la suya y siga lastimando gente, si no que te estás dejando vencer por el miedo, y eso, créeme, es lo primero que buscan estos enfermos.

Esperamos que Ariana se encuentre bien emocionalmente, porque el momento que vivió el fin de semana, no cosa menor.

 

 

 

Artículos similares