Arrancan programas de desarrollo social para evitar robo de combustible

POR Gerardo GARCÍA

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y el gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza arrancaron la operación de la miscelánea de programas sociales, integrado por ocho, dirigidos a 91 municipios de nueve estados del país, donde pasan ductos de Pemex, con la finalidad de erradicar el robo de combustible y evitar tragedias como la de Tlahuelilpan, en Hidalgo.

Desde el norte del estado, ambos mandatarios dieron cuenta de que en Acambay se beneficiará a 14 mil 596 personas con una inversión de 189 millones de pesos, a nivel nacional el padrón asciende al millón 688 con un monto económico de tres mil 857 millones de pesos.

El Ejecutivo federal, López Obrador sentenció que con la entrega de recursos a través de los ocho esquemas de ayuda social, el robo de huachicol se acabará desde “arriba y hasta bajo” en México, porque -indicó- que no es partidario de la corrupción, por lo que seguirá con el plan para evitar que la práctica ilícita siga afectando a Pemex con pérdidas del orden de 65 mil millones de pesos.

Confirmó que vistió el municipio mexiquense, tras registrarse dos episodios de robo de hidrocarburo y lamentó que el huachicoleo se haya arraigado en las 91 demarcaciones donde se activó el plan emergente de desarrollo social, aunque ahora los recorrerá para entregar apoyos a adultos mayores, discapacitados y jóvenes, entre otros.

Por su parte, el mandatario mexiquense, Alfredo Del Mazo respaldó la estrategia del combate al robo de hidrocarburo del gobierno federal y reconoció la lucha que emprendió López Obrador en la materia, a través de diversas acciones emprendidas en los últimos días.

Destacó que en el municipio de Acambay, se inició con la entrega de apoyos a pobladores que viven sobre las líneas de Pemex, donde destacó que con ello cumple con su palabra de apoyar a los más necesitados.