Arropado

Foto Juan Hernández

POR Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

El ambiente de nostalgia y los nuevos vientos que soplan en el Estado de México y el país, se hicieron presentes en el Palacio de Gobierno en Toluca, donde la clase política mexiquense y nacional, se reunió  en torno al gobernador Alfredo Del Mazo Maza, quien emitió su primer Informe de gestión, que dio muestra del poder de convocatoria de éste y la última reunión con una mayoría de autoridades emanadas del PRI.

La primera rendición de cuentas del estado que guarda la administración pública estatal, por parte de Del Mazo Maza privilegió el discurso y dejó de lado el uso de las tecnologías de la información que acuñó su antecesor o eventos faraónicos en el Teatro Morelos que distinguió a los priistas estatales a nivel nacional.

Al medio día de ayer, la melancolía se hizo presente con la entrada triunfal del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en respaldó a el mandatario mexiquense, Alfredo Del Mazo; los asistentes en más de una ocasión aplaudieron y se desvivieron por el ex gobernador Peña Nieto que dejará de ser el 1 de diciembre, el Ejecutivo federal.

En primera fila estuvieron los últimos seis ex gobernadores, se trataron de Alfredo Baranda, Pichardo Pagaza, Emilio Chuayffet Chemor, César Camacho Quiroz, Arturo Montiel Rojas y Eruviel Ávila Villegas.

Además, cinco gobernadores de Campeche, Chiapas, Guerrero, Tlaxcala y Oaxaca.

También hicieron gala de su presencia la reducida bancada del Tricolor en el Congreso de la Unión, encabezados por el senador Miguel Ángel Osorio Chong.

Asimismo, en el acto solemne estuvieron la presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu.

Por el gabinete federal, acudieron el secretario de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete Prida y el Jefe de la Oficina de la presidencia de la República, Francisco Guzmán Ortiz.

Al primer Informe de Gobierno, también asistieron los diputados de Morena, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Maurilio Hernández y la presidenta de la mesa directiva, Azucena Cisneros Coss.

El encuentro, cerró con broche de oro, con la promesa del presidente de la República Enrique Peña Nieto de que una vez que termine su mandato regresará a su casa, el estado, con la promesa de no “causar molestias”.

Así fue como estuvo marcada la rendición de cuentas de Del Mazo Maza, con un apoyo irrestricto a Peña Nieto, la figura que llevó al mítico grupo Atlacomulco a Los Pinos hace seis años y que ahora ese sueño termina con un voto de castigo de los mexicanos  y la llegada de Andrés Manuel López Obrador al Ejecutivo federal.