Atentado yihadista deja al menos 15 muertos y más de 20 heridos

Al menos 15 personas murieron y más de 20 resultaron heridas por un atentado en la sureña ciudad yemenita de Aden, sede del gobierno reconocido del presidente Abd Rabbah Mansur Hadi, cuya autoría se atribuyó el grupo Estado Islámico (EI).

* Se registró en el distrito Khor Maksar
de Aden, fuera del edificio del
Departamento de Investigación Criminal.

Saná.- Al menos 15 personas murieron y más de 20 resultaron heridas por un atentado en la sureña ciudad yemenita de Aden, sede del gobierno reconocido del presidente Abd Rabbah Mansur Hadi, cuya autoría se atribuyó el grupo Estado Islámico (EI).
El atentado se registró en el distrito Khor Maksar de Aden, fuera del edificio del Departamento de Investigación Criminal (CID), donde un coche con explosivos estalló, permitiendo el ingreso de varios hombres armados y un enfrentamiento posterior.
Fuentes militares informaron que hombres armados, algunos vestidos con uniformes militares, asaltaron las instalaciones del CID y tomaron a varias personas como rehenes, desatandose un tiroteo, que se prolongó hasta el anochecer, según un reporte de la cadena Al Bawaba y la televisión Al Yazira.
Testigos destacaron que al menos 15 personas, entre ellas varios policías, murieron y unas 20 más resultaron heridas, luego de la detonación del coche bomba, aunque las cifras podrían ser mayores, ya que las fuerzas locales seguían combatiendo a los terroristas en la sede de la Policía criminal.
Un segundo coche bomba explotó frente la oficina del Partido Yemen’s Islah (Congregación para la Reforma), el mayor grupo opositor del país, aunque el edificio se encuentra abandonado desde que estalló el conflicto armado en Yemen, por lo que no hubo informes de víctimas.
La República de Yemen ha permanecido sumida en el caos desde septiembre de 2014, cuando las tropas rebeldes Houthi tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios públicos en Saná, obligando al presidente Hadi a huir.
Desde el 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia rebelde houthi, en busca de restablecer a Hadi en el poder de Yemen.
Varias imágenes publicadas por residentes de Aden en las redes sociales mostraron una batalla entre el personal de seguridad y los combatientes cerca del edificio del CID, y los restos en llamas del vehículo usado en el ataque.
El Estado Islámico asumió la responsabilidad del ataque contra el edificio del CID, en una una beve declaración, públicada en el sitio web de su agencia de noticias, Amaq, en la que afirmó que sus combatientes mataron a unos 50 oficiales.
El grupo armado afirmó que el atentado contra fuerzas leales al presidente Hadi en la portuaria ciudad de Aden fue perpetrado por combatientes del ala Takfiri del Daesh (acrónimo en árabe del EI).
Poco antes fuentes militares aseguraron que el ataque fue perpetrado por militantes de la red Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), el grupo islamista más activo en el sur de Yemen en los últimos años.
El atentado en Aden se se produce un día después de que los rebeldes Houthi se reivindicaron el disparo de un misil balístico de largo alcance en Riad, que viajó más de 800 kilómetros de distancia sobre la frontera con Arabia Saudita .
De acuerdo con estimaciones de las Naciones Unidas (ONU), al menos 32 mil personas han muerto en Yemen desde que comenzó el conflicto armado el 28 de septiembre de 2014, la mayoría de ellos civiles, mientras que 21 millones necesitan ayuda humanitaria urgente.
Además de que unos 7.3 millones de personas en Yemen enfrentan una grave desnutrición y 462 mil niños menores de cinco años están en riesgo de morir de hambre este año, si no se toman acciones de ayuda urgentes.
La inestabilidad provocada por la campaña militar árabe ha permitido que grupos radicales islamistas como los Takfiri, la red Al Qaeda y el Estado Islámico (EI) se reagrupen y retomen actividades terroristas, agravando más la complicada situación del empobrecido país árabe.