Avanza construcción de una cultura de paz en Tlalnepantla

Mediadores comunitarios de Tlalnepantla pidieron que el próximo gobierno dé continuidad a las acciones emprendidas para fomentar la mediación y la conciliación.

* Presentaron libro “Modelo Homologado de Justicia Cívica, Buen Gobierno y Cultura de la Legalidad”.

Durante estos casi tres años de administración, Tlalnepantla se ha distinguido por fomentar la mediación y la conciliación como vía para construir una cultura de paz, de ahí que mediadores comunitarios de distintas colonias se pronunciaron a favor de que se dé continuidad a las acciones emprendidas en esta materia.
En la presentación del libro “Modelo Homologado de Justicia Cívica, Buen Gobierno y Cultura de la Legalidad”, tlalnepantlenses que forman parte de los mil 600 mediadores comunitarios, destacaron la importancia de que la siguiente administración reconozca la labor realizada para impulsar la resolución de conflictos, a través del diálogo. Martha Eugenia Vega Farrera, mediadora comunitaria y vecina de Lomas de Boulevares, le dijo a la alcaldesa Denisse Ugalde Alegría, que sería una pena que todo el trabajo realizado en estos meses quede en el olvido, a pesar de que éste impacta positivamente en la vida diaria de los vecinos al lograr una convivencia armónica en las comunidades.
En este mismo sentido se pronunció José Luis González, quien manifestó la necesidad de que se tome en cuenta la experiencia y la capacitación de los mediadores comunitarios, ya que son ellos quienes tienen la posibilidad de mediar y conciliar sin afectar a nadie.
Ambos vecinos resaltaron que es fundamental que continúe la construcción de una cultura de paz, con la finalidad de hacer un frente común a la violencia y a la delincuencia.
La presidenta municipal, Denisse Ugalde Alegría, recordó que uno de los ejes rectores de la administración 2016-2018, es la Cultura de Paz para lograr una mejor convivencia social y familiar, fomentando el diálogo y la comunicación para solucionar los conflictos que muchas veces terminan en peleas e incluso en asesinatos.
Refirió que ante este reto, se impulsó la coordinación de Justicia Municipal así como el área integradora de Cultura de Paz. “Sin embargo no podemos hacerlo solos, necesitamos la inclusión de la sociedad para ejecutar un trabajo transversal en el que la participación de los mil 600 mediadores es trascendental”.