Benito Juárez, entre el robo de autopartes y el desinterés por denunciar

FOTO NTX

REDACCIÓN

Para el Gobierno de la Ciudad de México, en el primer cuatrimestre del año, el robo de accesorios para auto disminuyó 49.81 por ciento en la alcaldía Benito Juárez comparado con igual periodo de 2018, pero para los vecinos lo único que ha bajado son las denuncias por ese delito.

De acuerdo con el portal de Datos Abiertos de la Ciudad de México, en 2018 hubo mil 100 delitos y en lo que va del año han sido denunciados ante la Procuraduría General de Justicia apenas 552 casos.

Las colonias Narvarte, Del Valle Centro, Portales Sur y Álamos han sido las más afectadas por ese flagelo durante los dos últimos años, mientras que las calles con mayores problemas son Petén, Concepción Béistegui, Luz Saviñón y Simón Bolívar.

Para José Martín del Campo, vecino de la colonia Del Valle, el robo de accesorios y autopartes es uno de los principales problemas que tienen: “es muy rápido y regularmente se llevan cosas que no son de mucho valor como espejos y tapones, por eso la gente prefiere no denunciar”.

Aseguró que los franeleros de la zona están involucrados, “regularmente roban a los oficinistas que dejan sus autos con los franeleros o a los que no conocen las zonas en las que más roban”.

Para Martín Gutiérrez, mesero en un restaurante ubicado en la calle Luz Saviñón, los delitos más frecuentes en la zona son el robo de autopartes y asalto a transeúntes, y afirmó que los responsables son jóvenes que vienen de otras alcaldías y huyen en motocicletas.

“Lo que más vemos que se roban son los espejos, las defensas y a las personas que caminan por la calle, los celulares y a las mujeres, las bolsas. No es cierto que han disminuido, aquí siempre es lo mismo; vemos el robo, las víctimas se asustan y ya no van a denunciar, además porque se tardan muchísimo los trámites”, dijo.

En un recorrido realizado por Notimex se pudo constatar que patrullas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana recorren la zona; sin embargo, a decir de los residentes y trabajadores de la zona, no es suficiente.

“Siempre ha sido una zona con muchos robos de todo: casas, negocios, peatones, autos. En el caso de las autopartes los delincuentes son muy rápidos, cuando llegas después de trabajar a tu auto, ya te falta algo y te vas así, son pocos los que denuncian”, expresó Roberto Manríquez, cajero de un banco.