Buque petrolero inglés es capturado por navieras en Estrecho de Ormuz

REDACCIÓN 

 Las empresas navieras Stena Bulk y Northern Marine Management confirmaron que el buque petrolero Stena Impero, con bandera británica, fue abordado este día por pequeñas embarcaciones no identificadas y un helicóptero cuando transitaba por el estrecho de Ormuz.

En un comunicado, las dos empresas señalaron que no han podido establecer contacto con la embarcación, que ahora se dirige al norte hacia Irán.

Expresaron que su mayor preocupación es la seguridad y el bienestar de los 23 tripulantes de la embarcación, aunque al parecer no se ha registrado ningún herido.

El propietario del barco Stena Bulk y el operador Northern Marine Management no ha podido establecer contacto directamente con el barco desde que fue notificado del incidente registrado la tarde este viernes, en aguas internacionales.

Indicaron que están en contacto con el gobierno de Reino Unido, que ha convocado una reunión de COBRA, que es un comité de respuesta ante crisis nacionales o internacionales.

De acuerdo con la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) de Irán, el Stena Impero, fue capturado por una flotilla dependiente de la zona 1 de la Armada, a solicitud de la Organización de Puertos y Asuntos Marítimos de la provincia iraní de Hormozgan, indicó la televisora iraní Press TV.

El incidente se produce horas después de que la Corte Suprema de Gibraltar prolongó por 30 días la orden de detención del petrolero iraní Grace 1, detenido el pasado 4 de julio con un cargamento de crudo iraní, por presunta violación de las sanciones impuestas por la Unión Europea a Siria, de acuerdo con el diario Gibraltar Chronicle.

El procurador general gibraltareño, Michael Llamas, confirmó el fallo emitido por el magistrado Anthony Dudley, quien concedió la prórroga hasta el 15 de agosto próximo durante una breve audiencia celebrada este viernes a puertas cerradas.

El fallo se habría dado a conocer luego de la reunión que sostuvo el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, con funcionarios iraníes para abordar asuntos relacionados con la detención del petrolero que al parecer se dirigía a las costas de Siria, que está sujero a lasa sanciones de la Unión Europea.

La detención del Grace 1 generó un conflicto diplomático entre Irán y Reino Unido, luego que el gobierno de Teherán aseguró que no dejarán sin respuesta la retención del petrolero, que calificó como “acto de piratería”, a la cual responderá en el “momento apropiado”.