California pone en riesgo a EUA

Trump acusó al gobernador californiano Jerry Brown y los demócratas que dominan la legislatura estatal de haber creado una zona fronteriza libre "donde miles de criminales extranjeros pueden andar libres; una situación muy peligrosa, inaceptable para cualquiera".

* Al negarse a cooperar con el gobierno federal en la aplicación de restricciones migratorias: Trump.

Washington.- El presidente estadunidense Donald Trump reiteró hoy que el gobierno de California ha puesto en mayor riesgo a Estados Unidos, al negarse a cooperar con el gobierno federal en la aplicación de restricciones migratorias.
En un mensaje en video difundido esta tarde, Trump acusó al gobernador californiano Jerry Brown y los demócratas que dominan la legislatura estatal de haber creado una zona fronteriza libre “donde miles de criminales extranjeros pueden andar libres; una situación muy peligrosa, inaceptable para cualquiera”.
Adujo que la adopción en ese estado de la llamada Ley Santuario facilita además la liberación de narcotraficantes, “responsables por la muerte de incontables estadounidenses, dando lugar a unas situación fiera de control que no puede permitirse que continúe”.
Trump, quien mantiene una escalada en su enfrentamiento público con Brown por la negativa del californiano a colaborar con las autoridades migratorias y su oposición a la construcción de un muro en la frontera con México, arguyó que la ley significa un peligro para los californianos y la seguridad nacional.
“La ley de California eleva también nuestras vulnerabilidades ante el terrorismo al retener de las autoridades federales información que puede salvar vidas”, sostuvo. La Ley de Valores de California, que entró en vigor en enero pasado, limita de manera considerable la cooperación de las policías locales en ese estado con la Oficina de Migración y Aduanas (ICE).
La legislación impide que las oficinas de policías y alguaciles que tienen bajo su control cárceles puedan transferir automáticamente al ICE a inmigrantes bajo su custodia, a menos que los detenidos hayan cometido una serie de delitos graves especificados por la ley.
Tampoco podrán informar a la agencia federal las fechas en que planean liberar a estos inmigrantes, como lo hacían antes de la adopción de la ley, adoptada en respuesta a los cambios ordenados por Trump en el frente migratorio.
Sin embargo, las autoridades de varias ciudades como Escondido, que se oponen a la aplicación de la ley, han presentado demandas en contra de la regulación, lo cual fue elogiado este día por el mandatario en un intento por motivar a otras municipalidades a seguir ese ejemplo.