Carina mantiene vivo recuerdo de Eduardo Palomo

Foto Especial

* Han pasado 15 años de la muerte del querido actor, y ella se mantiene soltera y triunfando como empresaria.

Por Monick Huitrón

Quienes los conocimos y los vimos juntos muchas veces, podemos tener una idea de lo difícil que debe ser para Carina Ricco, a pesar de los años, superar el recuerdo tan hermoso de su amor con Eduardo Palomo.

Me viene a la memoria una entrevista que les hice a ambos en backstage del Teatro Metropolitan de la Ciudad de México, al término de un concierto de Aleks Syntek en el año 1997. Durante la charla me platicaron que solían dormir hasta muy tarde y que no les gustaba levantarse temprano. Que desayunaban muchos huevos y que estaban seguros de que eran almas gemelas. Al paso de los años, comprendemos que, efectivamente, su amor ha trascendido en dos hermosos hijos y al tiempo mismo, porque ella mantiene vivo ése amor y el recuerdo de Lalo, de una manera tan sublime.

Actualmente, Cari vive en Los Ángeles, California, donde continúa disfrutando de su plenitud como empresaria, y es que, su marca de bolsas, Sexto Sentido, sigue creciendo y dándole muchas satisfacciones. Este proyecto lo lanzó a finales de agosto del año 2016, en sociedad con Jaidy Mitchel, Mónica Noguera y Adriana Amitio (esposa de Alex, baterista de Mamá).

Este mayo pasado, Lalo cumpliría 56 años y Cari lo celebró con un lindo mensaje que compartió en sus redes sociales, y que nos conmovió mucho.

Sus hijos, Luca y Fiona, son ya unos adolescentes que siguen sus pasos en el mundo de la música y la actuación, y Cari los apoya, absolutamente en todo. Cobijados por la Cienciología, continúan sus vidas manteniendo vivo el recuerdo y el legado de luz y amor, que Eduardo Palomo dejaba a su paso entre las personas que coincidíamos con él, aunque fuera meramente, por cuestiones profesionales.

Desde esta mesa de redacción, enviamos un abrazo y nuestro cariño a Carina Ricco y a sus hermosos hijos; que sigan los éxitos y, juntos, sumaremos para que el recuerdo de Lalo, permanezca por siempre en los corazones de la gente.