Caso emergente

Foto Victoria Acevedo

POR Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

A cinco días de la inundación que provocó la fisura en el Río Lerma, se solicitó al gobierno federal emita la declaratoria de emergencia en San Mateo Atenco para bajar recursos que derive en que se supere la contingencia y se entregue apoyos económicos a los más de dos mil damnificados que perdieron sus bienes, informó la Secretaría General de Gobierno.

El encargado de la política interna del estado, Alejandro Ozuna Rivero informó que la petición se realizó este martes y que no se ha dejado de atender los seis barrios del municipio, afectados por las anegaciones con aguas negras.

Indicó que la solicitud se publicará en el Diario Oficial de la Federación que permitirá que la autoridad con el apoyo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), redoblen las acciones de limpieza y desazolve, pero también las familias recuperen sus electrodomésticos perdidos.

“El apoyo del Gobierno Federal, porque recuerden que el Río Lerma es un río que está bajo la tutela de la Comisión Nacional de Agua (Conagua), que es federal; entonces conjuntamente con las autoridades, insisto, de Conagua y de la Secretaría de Gobernación y Protección Civil, se solicitó la declaratoria de emergencia y desastre, a efecto de tener los apoyos necesarios”, aseveró.

Reportó que el gobierno estatal tiene un censo de 600 casas afectadas con dos mil damnificados en seis barrios de la demarcación.

Confirmó que una vez superada la contingencia, el gobierno estatal explorará las medidas preventivas para evitar que cada año existan anegaciones en San Mateo Atenco.

“Fundamentalmente ahorita, la prioridad es atender a la ciudadanía; cuestiones de salud pública, que en estos casos hay que tener mucha atención a los temas de sanidad y, posteriormente, en los temas de los enseres domésticos y las casas que se han visto afectadas”, concluyó.

 

Artículos similares