Caso Jessica continúa

Reunión con FGJEM… Familiares de la Doctora Jessica Sevilla, secuestrada y asesinada el pasado fin de semana y cuyo cuerpo fue encontrado en el municipio de Huixquilucan, se reunieron ayer con autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) para pedir apoyo en el esclarecimiento del crimen. De igual forma, solicitaron que se refuerce la seguridad en los municipios de Xonacatlán y Otzolotepec, donde la delincuencia ha crecido de forma alarmante. (Foto: Juan Hernández)

Gerardo GARCIA HERNÁNDEZ 

*Recibe FGJEM a padres de la doctora de Otzolotepec,

quien fue secuestrada y asesinada; ofrece apoyo y justicia.

Luego de llevar a acabo una serie de manifestaciones y movilizaciones, familiares de la Doctora Jessica Sevilla Pedraza, víctima de feminicidio, obtuvieron respuesta por parte de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJ) quien los atendió ayer, a una semana de que la joven desapareciera en Xonacatlán y apareciera sin vida en Huixquilucan.
Fue ayer que después de la 10 de la mañana la madre, Juana Pedraza, y su esposo acompañados por un defensor de derechos humanos asistieron a las instalaciones de la FGJ para abordar las investigaciones de la muertes violenta de la joven.
El encuentro estuvo encabezado por Dilcya Samantha García Espinoza de los Monteros, subprocuradora para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, reunión que se extendió por más de 10 horas.
Los familiares de Sevilla Pedraza marcharon por las calles de Toluca para exigir justicia y esclarecimiento de los hechos, protesta que fue convocada desde la redes sociales, y la que concluyó frente a Palacio de Gobierno.
El martes, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) inició una investigación en el caso del feminicidio de la Doctora Jessica Sevilla para conocer si las autoridades de justicia actuaron debidamente con perspectiva de género.
Condenó el feminicidio y cualquier otra agresión en contra de las mujeres, y abundó que la investigación se centrará en el conocer y actuar de la Fiscalía General de Justicia estatal (FGJ).
Lo que hoy se sabe es que el 4 de agosto, la doctora desapareció tras salir de la clínica donde trabajaba en Xonacatlán, un día después su cuerpo apareció en la comunidad de El Hielo, Huixquilucan, con signos de haber sido asesinada violentamente.
Mediante un desplegado, sus compañeros de trabajo del Hospital de Xonacatlán, emplazaron a las autoridades a dar justicia a la víctima y familiares, además de brindar mayor protección y seguridad, así como dar garantía de los insumos del espacio de salud, de lo contrario, advirtieron, se abstendrán de brindar servicio médico a menos de que sea con carácter de urgencia.

Artículos similares