“Chaco” Giménez dice adiós al fútbol

Foto Especial

* En conferencia de prensa, desde Pachuca, el argentino anunció su retirada.

Por Monick Huitrón

A penas el jueves, Moi Muñoz reunió a la prensa para hacer oficial su retiro de las canchas, y ahora, es Christian Giménez quien hizo lo propio, agradeciendo al fútbol mexicano todo lo que le dio,

Acompañado por su familia, su esposa Bernarda y su hija Sofía, Christian hizo un recuento de sus 20 años de trayectoria deportiva que desarrolló en gran parte en la liga mexicana. Empezó mencionando al equipo que lo trajo: Veracruz, y siguió con su paso por Cruz Azul donde jugó 8 años en diferentes etapas. Y, no podía dejar de mencionar su estadía en América, para rematar con su reciente momento en los Tuzos.

Será hasta el mes de diciembre cuando, El Chaco, juegue su último partido oficial, para cerrar la reciente temporada.

El día de ayer fue sumamente emotivo, porque el anuncio se dio ante decenas de niños y jóvenes de la Escuela de Pachuca, que seguro, nunca olvidarán la plática y los mensajes que les dejó el jugador.  En el presídium, lo acompañaron personas muy queridas por él, como su maestro, Enrique Meza y Óscar “El Conejo” Pérez, además de directivos del club.

Christian dijo que se ha preparado para este momento; que sabía que no sería fácil, pero está listo. Conmovido hasta las lágrimas, habló del gran amor que siente por México, que su familia es mexicana y que aquí pasará el resto de su vida. Recordemos que Chaco se naturalizó mexicano y tuvo la oportunidad de jugar con la selección mayor.

Con este anuncio, empezamos a preocuparnos, porque se están retirando los grandes, y la posibilidad de que un día, no lejano, nos encontremos carentes de verdaderos talentos en el fútbol mexicano, está latente todo el tiempo.

Uno de los momentos divertidos, fue cuando dijo que era un niño cuando ya veía al Conejo Pérez por televisión, jugando fútbol.

Desde esta mesa de redacción, deseamos a Christian Giménez, que cierre en grande su carrera futbolística, y que todo lo que venga, sea para bien.