China fortalecerá cooperación con Uzbekistán y Tailandia

0
28
Foto Especial NTMX

REDACCIÓN

El primer ministro de China, Li Keqiang, iniciará mañana viernes una gira de cinco días por Uzbekistán y Tailandia para realizar reuniones multilaterales y visitas oficiales, encaminadas a fortalecer vínculos con sus vecinos, y lograr la estabilidad a largo plazo y el desarrollo común.

Durante su gira, Li tiene previsto asistir a la 18ª reunión del Consejo de Jefes de Gobierno de la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO), así como a la 22ª reunión de Líderes de China, y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, 10+1).

También tiene planeado participar en la 22ª reunión de Líderes de la ASEAN y China, Japón y Corea del Sur (10+3) y la 14ª Cumbre de Asia Oriental (EAS), informó la agencia china de noticias Xinhua.

La gira de Li es considerada como un nuevo esfuerzo para alinear mejor la iniciativa de la Franja y la Ruta de China, con los planes de desarrollo regionales y de otras naciones, con miras a fortalecer la cooperación y trabajar junto con sus vecinos para defender el multilateralismo y promover el libre comercio.

Debido a que la diplomacia de buena vecindad sirve como un elemento fundamental de la política exterior de China, el viaje de Li consolidará la confianza política y los lazos entre China y sus vecinos, con el fin de construir una comunidad más estrecha y de beneficio mutuo con prosperidad compartida.

Tanto la SCO como la ASEAN son importantes plataformas para la cooperación en el marco de la Franja y la Ruta, iniciativa presentada por China en 2013 para impulsar la conectividad regional y la prosperidad común, con el fin de crear una red que vincule a Asia con Europa, África y más allá.

Uzbekistán y Tailandia, amigos tradicionales de China, desempeñan papeles importantes en la integración regional, agregó Xinhua.

En los últimos seis años, la iniciativa ha sido ampliamente reconocida y obtenido respuestas positivas de los miembros de la SCO y de la ASEAN. Con esfuerzos concertados, la cooperación en el marco de la iniciativa ha sido fructífera.

Según el Ministerio chino de Comercio, el intercambio comercial entre China y el resto de la SCO (Kazajistán, Kirguistán, Rusia, Tayikistán, Uzbekistán, India y Pakistán), alcanzó los 255 mil millones de dólares en 2018, con un incremento interanual del 17.2 por ciento. Hasta abril pasado, China invirtió más de 87 mil millones de dólares en esos países.

En cuanto a las relaciones chinas con la ASEAN, el bloque de 10 naciones se convirtió en el segundo socio comercial de China en la primera mitad de 2019, con un total de 288 mil millones de dólares, lo que demuestra la voluntad de ambas partes de trabajar juntas para expandir la cooperación y fortalecer las asociaciones.

Los intercambios interpersonales entre ambas partes también florecieron. Como principales destinos turísticos de forma recíproca, hay unos cuatro mil vuelos semanales entre China y los países de la ASEAN.

El investigador superior del Departamento de Estudios Europeos y de Asia Central del Instituto de Estudios Internacionales de China (CIIS), Deng Hao, dijo que tras años de esfuerzos conjuntos, la cooperación en el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta avanza hacia el desarrollo de alta calidad.

Deng indicó que el mejor alineamiento entre la iniciativa de la Franja y la Ruta y otras estrategias de desarrollo, tales como nueva política económica Camino Brillante de Kazajistán y el Plan Maestro sobre la Conectividad de la ASEAN 2025, fomentará en gran medida el crecimiento de alta calidad en diversas áreas y elevará la cooperación hasta un nivel más alto.

A medida que el mundo se enfrenta a crecientes incertidumbres y la recuperación económica mundial sigue siendo débil, la elección de China y sus socios de defender el multilateralismo y abrir mercados más amplios es la forma correcta de contrarrestar las medidas proteccionistas que han amenazado el crecimiento sostenible.

Los negociadores de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, siglas en inglés), conformada por 16 naciones, en la capital tailandesa tratan de finalizar un acuerdo de libre comercio que se espera cree un mercado integrado de aproximadamente la mitad de la población mundial.

En caso de que tengan éxito, la RCEP se convertirá en la zona de libre comercio más grande del mundo, al representar a casi el 30 por ciento del comercio mundial, así como aproximadamente un tercio del producto interno bruto mundial.

La RCEP será el centro de atención durante la reunión de líderes de Asia Oriental este año. El ministro asistente de Comercio de China, Li Chenggang, dijo a los periodistas antes del viaje que la reunión promoverá la prosperidad y el desarrollo común regional, y enviará una señal positiva de construcción de una economía mundial abierta.

En las reuniones ministeriales relacionadas con la RCEP en octubre, 10 países de la ASEAN y seis países de la región de Asia Pacífico (China, Japón, Corea del Sur, India, Australia y Nueva Zelanda) reafirmaron su compromiso con la conclusión de las negociaciones a finales de este año.

El vicepresidente ejecutivo del CIIS, Ruan Zongze, dijo que es notable que los países de la RCEP hayan acelerado las conversaciones sobre el gran acuerdo comercial, que representa sus intereses comunes y la necesidad de facilitar la cooperación y salvaguardar el orden internacional en las circunstancias actuales.

En cuanto a la SCO, Deng dijo que los países miembros defienden el multilateralismo con acciones concretas y que el viaje del primer ministro chino a Taskent fortalecerá aún más los lazos comerciales en la SCO y hará que la región esté más interconectada.

Una región estable y próspera es del interés de todos, y China, como el país más grande y un jugador influyente de Asia, prioriza la diplomacia de buena vecindad en su política exterior y se ha mantenido comprometida con la construcción de asociaciones más estrechas y la creación de una comunidad con un futuro compartido con sus vecinos.

En los últimos meses se han visto visitas frecuentes de los líderes chinos a países vecinos. El presidente Xi Jinping viajó a India y Nepal hace menos de un mes, y el vicepresidente Wang Qishan acaba de finalizar su gira por Indonesia y Japón este mes.

Según el ministro asistente de Relaciones Exteriores de China, Chen Xiaodong, durante la primera visita oficial de Li a Uzbekistán, las dos partes firmarán una serie de acuerdos que abarcan economía y comercio, inversión, ciencia y tecnología, añadió Xinhua.

La visita a Tailandia, la primera de Li en seis años, supondrá un gran impulso para la cooperación integral entre los dos países y llevará sus relaciones ya cercanas hasta un nivel superior, dijo Ruan.

Destacó el importante papel de la iniciativa de la Franja y la Ruta para ayudar a construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad, y dijo que el viaje de Li, al enriquecer la cooperación de la iniciativa, solidificará las relaciones de China con sus vecinos.

Deng dijo que bajo el principio de amistad, sinceridad, beneficio mutuo e inclusión, China ha cooperado y siempre cooperará con otros países y mecanismos multilaterales como la SCO y la ASEAN para una región más estable, pacífica y desarrollada.