Científicos mexicanos desarrollan un robot que aprende en Internet

REDACCIÓN

Un equipo de científicos mexicanos desarrolló un robot de servicio que busca imágenes y datos en Internet, para reconocer un objeto y ubicarlo en el espacio más probable en el cual podría estar y así entregarlo a la persona que se lo haya pedido.

Así lo informó Eduardo Morales Manzanares, investigador del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (Inaoe), quien lidera el proyecto “Aprendiendo de Internet”, en el que han participado alumnos de maestría y doctorado de dicha institución, con apoyo financiero del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

A través de un comunicado, apuntó que el proyecto consiste en el desarrollo de nuevos algoritmos que permiten a un robot aprender a buscar en Internet un objeto, reconocerlo, localizarlo en un espacio y finalmente entregarlo al usuario que se lo haya pedido.

Expresó que la idea básica es que un usuario le pida un objeto al robot. El robot nunca ha visto el objeto, no lo conoce, pero tiene un mapa del ambiente en el cual va a hacer la búsqueda, sabe dónde se ubica él dentro de ese ambiente, sabe dónde están el cuarto, la cocina, el baño, el comedor, y tiene acceso a Internet.

El robot, dijo, primero busca información sobre ese objeto en internet, como fotos del objeto, y con eso construye un modelo para poder reconocerlo. Es decir, construye un clasificador que dada una imagen puede decir si el objeto está en esa imagen o no.

Así como información de cuál sería el lugar más probable en donde puede encontrar el objeto en la casa, señaló.

“Si estamos hablando de una manzana lo más probable es que sea la cocina o el comedor, no esperas encontrarla en el baño, o es poco probable. Esas dos cosas las hace en paralelo y, una vez que aprende el modelo del objeto y conoce los lugares más probables en donde puede encontrarlo, se va a buscarlo.

“Además, sigue una estrategia de búsqueda. Por ejemplo, si el lugar más probable para encontrar una manzana es la cocina; pero si para ir ahí tiene que pasar por el comedor, que es el segundo más probable, se va a asomar primero al comedor para ver si está ahí”, detalló.

El proyecto está tan avanzado que el sistema ya funciona: le piden al robot un objeto, éste lo busca en Internet, va por él e incluso cuenta con un mecanismo para tomarlo y llevárselo al usuario, aseveró.

Añadió que “se trata de un robot de servicio que puede estar en una casa al que le puedes pedir que te lleve los objetos, pero también le puedes pedir cosas para las cuales no estaba programado y en lugar de que se pare, puede buscar en Internet y tratar de solucionar el problema”.

Abundó que una vez que conoce el objeto y sabe dónde está, ya no hará de nuevo todas las operaciones. Si le vuelven a pedir una manzana ya la conoce y sabe dónde está. Puede ir creciendo su conocimiento de los objetos más comunes que hay en una casa y que puede llevarle a un usuario.

El proyecto “Aprendiendo de Internet” ha durado casi tres años, el desarrollo de robots de servicio no es nuevo en el Inaoe. Desde hace años el equipo del Laboratorio de Robótica ha trabajado en robots como Markovito y Sabina que tienen otras capacidades como seguir a un usuario, reconocerlo o interactuar con él de alguna forma.

El doctor Morales Manzanares adelantó que actualmente su equipo comienza a trabajar en un robot que aprenda a hacer tareas viendo videos, de cómo una persona sirve una jarra, o un vino o agua, y con base en los videos el robot debe aprender esa tarea.

“Ahora queremos obtener información 3D suficientemente buena a partir de videos en 2D para que el robot aprenda a hacer una tarea”, puntualizó.

Sin comentarios

Dejar respuesta