CODHEM, logro de 25 años

Un cuarto de siglo… En entrevista con 8 Columnas, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), Jorge Olvera García, habló de los logros, pendientes y retos de la defensoría de habitantes en estos primeros 25 años de existencia. El Ombudsman mexiquense también se refirió al proceso electoral en curso y la importancia de que los mexiquenses participen en la vida democrática con unidad y respeto. (Foto: Juan Hernández).

* Ombudsman Jorge Olvera, habla de avances, pendientes y retos en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México.

* CODHEM se ha consolidado institucionalmente, tiene poder y autonomía.

Juan Gabriel González Cruz

Logros como construir las bases de los derechos humanos; tareas pendientes como disminuir el número de quejas y recomendaciones por violaciones a las garantías individuales; misiones como la de hacer que el poder público sea más sensible en su relación con la ciudadanía; objetivos como la de hacer que las tecnologías de la información sirvan para difundir los valores de la tolerancia, el respeto y la igualdad; y estrategias para que autoridades municipales dejen de ser las instancias más denunciadas por atentar contra los derechos inalienables, son parte del abanico que expone la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) en sus primeros 25 años de existencia.
En entrevista con 8 Columnas el presidente de este organismo autónomo, Jorge Olvera García, también habla de estos y otros temas que atañen a la cultura de promoción, cuidado y defensa de los derechos humanos, donde autoridades y ciudadanía mexiquense deben admitir que la ley provee garantías y obligaciones para todos.
En una charla abierta el ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) también responde cuestionamientos de carácter político y social a los que su trayectoria y figura pública no están exentos.
A 25 años de la creación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), ¿cuáles Han sido los avances y los pendientes en materia de protección de las garantías individuales?
«Hace 25 años era impensable que en México hubiera alguna institución pública que se encargara de defender los derechos, fue muy vituperada esta comisión nacional hace 26 años y luego por orden constitucional en todos los estados del país; entonces era impensable que una institución pública pudiera abordar lo que ya los tribunales abordaban, que era la defensa de los derechos fundamentales»
Se entendió a lo largo de los años que en la defensa de estos derechos no bastaba con la instancia jurisdiccional, sino que se tuviera otro filtro para evitar que se llegara a esas instancias.
Hemos tenido una buena consolidación institucional. Muchas reformas a lo largo de 25 años y la más importante es la que sucedió en 2011 donde por primera vez la Constitución mexicana aborda el tema, no de garantías individuales, sino de derechos humanos; vino un cambio de concepto y cambió la historia jurídica de las condiciones. De 2011 para acá vinieron una serie de instrumentos jurídicos que hacen que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México pueda ir más allá de la actividad que se reportaba antes del 2011, ya tiene más fuerza, tiene capacidad de iniciativa de leyes, tiene fe pública, tiene muchos temas que pueda abordar para que sus recomendaciones sean cumplimentadas.
¿Cuáles son las instituciones públicas de las que más se quejan los mexiquenses?
Primero, de los ayuntamientos; es un asunto que debemos abordar todos desde el gobierno del Estado de México, Secretaría General de Gobierno, Secretaría de Justicia. En los ayuntamientos es donde nace el proyecto político y gobernabilidad de un estado, son el primer contacto con la ciudadanía. Ahí es donde más se dan las violaciones a los derechos fundamentales en la policía municipal, en los derechos de seguridad ciudadana, etc. Un 60 por ciento de las quejas vienen de ahí.
Luego están las instituciones de seguridad, como la Fiscalía General de Justicia, la Secretaría de Educación, pero los ayuntamientos son los que más absorben las quejas.
Tenemos que tomar en serio esto, los munícipes y los cabildos deben tomar en serio el tema de los derechos humanos porque la CODHEM quiere otra vez agarrar los hilos junto con la Secretaría de Justicia para que se pueda tener un espacio de gente con capacidad, viable e idónea y no solamente sean políticos, o porque el alcalde no pudo poner a su cuate en un cargo ahora lo pone en Derechos Humanos del municipio. La CODHEM debe retomar el aprobar las ternas con perfil idóneo, con conocimientos y sensibles, debemos evitar que los ayuntamientos sean los principales causantes de la violación a los derechos humanos»
¿Cuáles son los derechos humanos contra los que más se atenta desde el ejercicio del poder público?
El derecho a la seguridad, el derecho a la educación, el derecho a gozar de un ambiente armónico en las instituciones, la seguridad individual de las personas respecto a la Secretaría de Seguridad, el derecho penitenciario porque entre los internos hay asuntos están trasgrediendo la seguridad de los centros de reinserción social.
¿A lo largo de estos 25 años cuántas quejas ha recibido la CODHEM y cuántas recomendaciones ha emitido y que valor deben dar los ciudadanos a estos números?
En estos 25 años llevamos cerca de 150 mil quejas y mil 500 recomendaciones. Que los números son mentirosos y no reflejan el trabajo de una defensoría de habitantes, por eso yo siempre he dicho que debemos reducir el número de recomendaciones, pero reducirlas en el entendido de que no se están violando los derechos, sino que se estén previniendo. La meta es tener cero quejas y cero recomendaciones. Que las defensorías sean vigilantes y coadyuvantes del poder público para prevenir y restituir los derechos violados.
Usted ha implementado como política de su administración una resignificación de los derechos humanos ¿a qué se refiere con este concepto y de que manera lo podrán percibir todos los ciudadanos?
Las sociedades avanzan, el derecho es un producto cultural del hombre y con ese producto cultural las sociedades se transforman a diario. Hay cosas impensables que no sucedían hace 25 años, como el uso de las tecnologías de la información que son brutalmente usadas en cantidad y calidad por jóvenes, por adultos y por la población del país y el Estado de México. Tenemos que adaptarnos a esa realidad social, eso quiere decir que hay que darles un significado social a los derechos fundamentales y que la sociedad se apropie de esos derechos y no sea el Ombudsperson el que se apropie de los mismos. Hay que socializar el conocimiento, no hacerlo tan complejo; que un habitante no diga que no va a la Comisión de Derechos Humanos porque es una bola de gente burocrática que lo hace esperar, no. Por eso pusimos las casetas de video llamadas y la APP móvil para que la gente sepa que es muy sencillo interponer una queja. Ya no hay pretexto para no conocer los derechos humanos.
¿Qué opina dela propuesta de haces obligatorio el cumplimiento de las recomendaciones y sancionar a quienes no las atiendan?
La no vinculación de las recomendaciones está en la ley, sin embargo, sí tienen validez, si tienen alcances si no coercitivos en amplio sentido de la palabra una recomendación, si no la cumple un munícipe -por ejemplo- puede ser llamado a la Cámara de Diputados. Aquí es el peso moral y ético del poder público. Creo que así está bien, que no tengamos esa vinculación, porque estaríamos invadiendo competencias de esferas jurisdiccionales.
Hay quienes señala que las defensorías de habitantes están acotadas ante casos de violación de los derechos humanos. ¿Es necesario darles más facultades a las comisiones de derechos humanos?
No, no. La acotación se da en cuanto al actuar de la propia comisión. Nosotros como popularmente se dice, tenemos dientes, creo que es la actuación de cada comisión; actuar con valor, sin ningún instinto de proteger y hacer cumplir el derecho. Esa es una línea delgada que debemos respetar.
Se tiene la percepción entre los ciudadanos que los organismos de derechos humanos a nivel nacional se han convertido en órganos de defensa a los delincuentes. ¿Qué opina usted de esto y en todo caso como cambian dicha percepción?
No, tampoco. En la resignificación de los derechos humanos que estamos proponiendo es quitar esa percepción. Aun cuando sea un delincuente tiene derechos. La persona desde que nace y por tener esa calidad de ser humano, tiene derechos inalienables e indiscutibles. Las víctimas son a las que se defienden, los victimarios tienen esos derechos. Hay que borrar esa percepción de que se defienden a los delincuentes, no es cierta, es un trabajo de socialización.
¿Qué resultados ha tenido la implementación del proceso de mediación para resolver quejas por violación a los Derechos humanos?
Esté termino tiene mucha importancia. Cuando fui rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) provoqué y motivé la creación de la Licenciatura en Solución de Medios Alternos de Conflictos, no sólo en el tema de derechos humanos, también en el tema administrativo y laboral. Que no todo sea conflicto ni que cause Litis ni esa pelea, creo en la mediación, tenemos un centro de mediación que lo vamos a fortalecer, ahora con nuestro nuevo edificio lo vamos a traer a la comisión. Tenemos que evitar ese desgaste que tienen los que han sufrido una transgresión, que se pueda dialogar y llegar a una restitución del derecho sin llegar a todas estas instancias.
¿En qué sectores de gobierno y de la sociedad hace falta apretar las tuercas para fomentar la cultura de los derechos humanos y que la ley no sea letra muerta?
En educación, en salud, aunque es autónoma en la Fiscalía General de Justicia, en la Secretaría de Seguridad. Tenemos que apretar tuercas, pero donde todos vayamos de la mano. No es obligación ni es un tema unilateral que la CODHEM haga magia, los problemas no se van a solucionar de la noche a la mañana, tenemos que ir de la mano con los poderes públicos para evitar, no somos enemigos del poder, somos coadyuvantes de sus funciones y es como lo debemos entender para que salga de la mejor manera.
¿Cuántas visitadurías tiene la CDOHEM y para qué crear dos nuevas vistadurías, me refiero a la de Atención a Migrantes y a la Violencia Escolar, que significado tienen en el entorno social?
Tenemos 10 visitadurías generales y nueve adjuntas. Creamos la de Migrantes porque el Estado de México es un foco de tránsito de personas migrantes mexicanas y extranjeras, y es claro que han sido transgredidos muchos de sus derechos, sobre todo por los municipios contextualizados a lo que es Huehuetoca, Tultitlán, Zumpango, Tlalnepantla y Naucalpan. Por el hecho de ser hombres y mujeres tienen derechos constitucionales. Debemos atenderlos y hacer que su paso sea óptimo.
La otra visitaduría que atiende la Violencia Escolar o Bullying. Nosotros queremos coadyuvar con la Secretaría de Educación para evitar las agresiones. Tenemos que culturalizar desde los padres de familia, los niños, docentes y las autoridades escolares para que conozcan qué es un derecho que tienen los estudiantes de todos los niveles. Los debemos entender y evitar esas transgresiones que se dan en esta interacción de los procesos educativos. No sólo son derechos, también obligaciones.
Estoy proponiendo que se pueda crear una Procuraduría de la Defensa de los Derechos Escolares, es decir, una instancia que se especialice en el tema del Bullying o la violencia. Como sucede en la Universidad con la Defensoría de los Derechos Universitarios. Que sea una fiscalía, procuraduría o instituto de la defensa de los derechos estudiantiles. El problema de acoso escolar es grave en todo el país.
¿Qué viene para la ODHEM y para los mexiquenses en materia de derechos humanos?
Trabajar fuerte para que sigamos, no creciendo en cantidad, sino en calidad. Que sean menos las recomendaciones y se tenga un sentido más profundo de lo que es un derecho humano. Demos establecer una simetría del deber y el derecho, esa es la gran misión que tenemos como Comisión, el llegar a todos los rincones del estado para que la gente, los niños, los adultos, los ancianos, la diversidad sexual, puedan sentir la presencia de la CODHEM.
Tenemos ya el uso de las tecnologías de la información, la creación de una maestría con la UAEM en Derechos Humanos exclusivo para servidores públicos porque se deben capacitar e infundir sensibilidad.
Al hablar con Jorge Olvera es inevitable tocar temas políticos y sociales más allá del contexto institucional. El ex rector de la UAEM se abre y admite preguntas fuera de su investidura de Ombudsman.
Recientemente El Universal le confirió la medalla de oratoria «Félix Fulgencio Palabicini», un reconocimiento que han recibido personalidades como el Dr. José Narro, ¿qué le dice esto?
Un reconocimiento efectivamente a la labor que hemos hecho durante años en torno al civismo, a la oratoria, a la academia, a la comunicación política, social, cultural con los mexiquenses y mexicanos. Hemos tratado de que la actividad que realizamos tenga impacto más allá de las fronteras del Estado de México. Este reconocimiento significa un peso muy grande y debe ser un asunto que inspire a otros mexiquenses a la oratoria y que pongamos nuestra actuación en el concierto nacional.
Hace un año Jorge Olvera era mencionado como posible candidato a gobernador del Estado de México, se le ha puesto incluso como prospecto a diputado. ¿Por qué ombudsman y no político?
El Ombudsman es político, en el sentido del servir, es un arte el servir. Si nos vamos a las raíces griegas el Ombudsman es político, el rector es político y servir debe ser asunto político. A mí me da mucho gusto que me mencionen porque quiere decir que estoy sirviendo adecuadamente; no es mi fin último, estoy muy contento laborando en un órgano autónomo porque uno puede moverse de distinta manera que estar atado a una institución y otras decisiones. Que me mencionen quiere decir que se están haciendo bien las cosas.
¿No le hace ojitos un cargo en la administración pública?
No, no. Siempre he dicho que hay que hacer bien el trabajo, hay que ser apasionados, entregados y en los temas electorales o de participación en un cargo de elección popular no me llaman la atención, pero no lo descarto. El servir es mi fin último. Si se da a través de esas vías bien pero no lo creo, porque está muy marcado como he trabajado en los órganos autónomos
¿Cómo ve el panorama político del Estado de México de cara a las elecciones federales y locales de este año?
Con una gran participación electoral, con una gran expectativa, con efervescencia electoral, aquí lo que nosotros pedimos como defensoría pública es que hagamos de esto una fiesta electoral, respetando los derechos políticos que a su vez son derechos humanos de todos y que participemos para transformar diariamente al Estado de México. Que se haga con respeto a las normas jurídicas y a los contrincantes y que se fortalezca el estado. Será la elección con más participación, hay nuevos partidos, nuevos actores políticos y tenemos que visualizar que la transformación del Estado de México es una responsabilidad de todos.
¿Qué mensaje les manda a los ciudadanos, a los partidos políticos y las autoridades electorales rumbo a los comicios del 1 de julio? A final de cuentas participar en la vida democrática también es un derecho humano.
Que tengamos la sensibilidad, la prudencia de respetar todo el marco jurídico, que lo hagamos pensando siempre en la sociedad; que el mensaje a la población sea de unidad, de cohesión, de pertinencia, de transformación política y siempre beneficiando a la sociedad.
El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, Jorge Olvera García concluye la plática asegurando que en estos 25 años la CODHEM se resignifica y pide seguir creyendo en ella, compromete a la institución mantenerse cerca de la sociedad con más énfasis y «que iremos trabajando de manera decidida para que los derechos humanos sigan siendo respetados».

Artículos similares