Comparten experiencias en ISSEMYM por Día del Niño Prematuro

0
26
Foto: Pameli POPOCA

POR Pameli POPOCA 

 

El día de ayer, en el Hospital Materno Infantil del ISSEMYM en la ciudad de Toluca, se llevó a cabo una actividad informativa con profesionales de la salud, personal de dicha clínica, y familias con niños que nacieron antes de la semana treinta y siete del embarazo, donde se dio a conocer información relevante para el cuidado de sus bebés. Asimismo, mediante una serie de testimonios, algunos padres de niños que han superado la etapa de riesgo en el desarrollo, motivaron a los nuevos a mantenerse bien para conseguir salir adelante.  

El Día Mundial del Niño Prematuro es una fecha marcada en el calendario que la Organización Mundial de la Salud ha instaurado como una celebración anual donde, mediante la difusión de información y la realización de campañas, busca crear consciencia sobre esta crisis de salud que representa el primer lugar en causa de muerte en niños menores de cinco años, pues los bebés prematuros pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen a tiempo y, a largo plazo pueden desarrollar enfermedades en el cerebro, pulmones, audición, visión, etc.  

Por eso, en el ISSEMYM, se celebra desde hace algunos años una suerte de congreso, donde los padres acuden a conocer la perspectiva médica acerca del nacimiento prematuro, así como las recomendaciones y los procesos que se deben superar cuando se atraviesa por esta circunstancia. En esta ocasión uno de los temas más sobresalientes fue el referente al “Método Madre Canguro”, que es una técnica de atención del neonato, donde mediante una forma especial de cargarlo, teniendo en cuenta varias consideraciones, se trasmite calor de tal manera que contribuye al incremento de la masa corporal del bebé.  

Mediante este evento se tuvo y se cumplió el objetivo de motivar –gracias a los testimonios de algunas familias que atravesaron exitosamente esa dificultad- a los papás para vivir con amor y paciencia esta etapa que consideran llena de aprendizaje y autoconocimiento, pues después de todo son seres humanos que tuvieron que enfrentar un gran reto justo al momento de nacer. Además, se hizo mención de la importancia del papel del doctor y la transmisión de conocimientos en este proceso lleno de altibajos donde se necesita una buena preparación psicológica que es ofrecida por el departamento de neonatología.