Continúan bloqueos

Exigen cumplimiento… Durante media hora ejidatarios y comuneros de Ocoyoacac bloquearon la carretera libre México-Toluca, con dirección a la Ciudad de México. A la altura del kilómetro 38, en el paraje de El Herradero, los labriegos demandaron el cumplimiento de una orden judicial por la que supuestamente se deben suspender las obras del tren interurbano. (Foto: Juan Hernández)

Guillermo GUADARRAMA

*Ejidatarios de Ocoyoacac reclaman incumplimiento de mandato judicial para suspender obras del tren.

Nuevamente, decenas de habitantes del Barrio de Tepexoyuca, en el municipio de Ocoyoacac se manifestaron en la carretera México-Toluca, cerrando la vialidad con rumbo a la Ciudad de México, para exigir que se detenga la construcción del Tren Interurbano hasta que se cumplan con los pagos correspondientes por el uso de sus tierras para esta obra.
Aseguraron que hasta el momento no hay un acuerdo por el costo de las hectáreas a ocupar por lo que hasta que no se tenga un monto que beneficie a ambos lados, no se podrá continuar con la obra.
Los manifestantes bloquearon dos de los tres carriles del kilómetro 37, afectando el tránsito vehicular por alrededor de una hora, argumentando que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes pagó 300 millones de pesos por 32 hectáreas que de forma fraudulenta se acreditaron como propietarios ejidatarios de San Jerónimo Acazulco.
“Este territorio pertenece a una comunidad ancestral que es de Tepexoyucan que datan desde antes de la conquista española y pues a raíz de la construcción del tren, vienen a afectar más nuestro territorio”, comentó el representante indígena de esta comunidad, Francisco Montes Juárez. Ante este movimiento, policías federales acudieron para entablar una plática con los inconformes y llegar a un acuerdo para liberar la vialidad.
El representante indígena del Barrio de Tepexoyuca, Francisco Montes Juárez comentó que se había programado una reunión con los ejidatarios del lugar e impedir la entrega de los terrenos a usar para la construcción del tren, sin embargo, estos se negaron.
“Tenemos documentos que nos acreditan la propiedad, además que ganamos un juicio en el ámbito federal en donde el fallo fue a nuestro favor. Son 408 ejidatarios reconocidos como dueños de este predio”, comentó Montes Juárez. Afirmó también, que cuentan con una suspensión de obra emitida por un juez federal, pero las empresas siguen trabajando, ignorando el fallo. “Nadie ha tenido voluntad para ser mediadores sobre un conflicto muy añejo, tiene más de 60 años”.
Cabe destacar que los inconformes, dijeron no estar en contra de la construcción de esta obra, sino que simplemente quieren tener un pago considerable por sus tierras.