Cuba avanza en materia de derechos humanos con nueva Constitución

0
3

REDACCIÓN

La nueva Constitución de Cuba, aprobada hace unas semanas, es un capítulo que va más allá de liderazgos y demuestra que hay una voluntad de cambio, de modernización y de actualización en materia de derechos humanos en la isla, afirmó el embajador de México en ese país, Miguel Díaz Reynoso.

En entrevista con Notimex, sostuvo que el nuevo ordenamiento promueve un modelo que debe ponerse en la mesa porque demuestra que Cuba está cambiando para bien, aunque ello no sea noticia para el mundo, porque hay quien, dijo, se empeña sólo en desprestigiar al régimen cubano.

La nueva constitución reconoce derechos que hace algunos años serían impensables, como el derecho del cubano a pedir al Estado información sobre su expediente y su estatus, mencionó.

También establece, abundó, el blindaje a la inversión extranjera, lo que representa un nuevo aliento para que empresas interesadas del mundo, no sólo mexicanas, lleven su dinero a Cuba y ayuden a su recuperación económica.

El diplomático planteó la necesidad de analizar el proceso de discusión y debate que se dio para conformar la nueva Constitución, aprobada no por unanimidad, como se hubiera pensado, sino por mayoría, y donde algunos sectores lograron quitar párrafos que preveían aspectos como el reconocimiento a los matrimonios igualitarios.

“Habrá que analizar con mucho respeto cómo se dio el proceso de discusión de la Constitución, donde aparecieron fenómenos muy novedosos e interesantes, donde sectores estaban en contra de párrafos y lograron que algunos desaparecieran”, expuso.

Recordó que los matrimonios igualitarios estaban propuestos inicialmente en la nueva Constitución, y que aunque después del debate salió del texto constitucional, es un tema que seguramente se contemplará en las legislaciones secundarias.

“A mí me parece que lo importante es que hubo debate, que se dio una enorme movilización alrededor de este tema, que en principio se pensó que no tendría mayor relevancia pero se convirtió en el gran tema de discusión, por lo que habrá que esperar las leyes secundarias, donde me parece que están las vías para abrir más espacios a la comunidad interesada en este asunto”, expresó.

Migración extraordinaria de cubanos a México por cierre de embajada estadunidense

En materia migratoria, Díaz Reynoso indicó que se observan fenómenos nuevos que, desde su punto de vista, son temporales, y recordó que hace tres años también hubo un flujo migratorio cubano extraordinario que se resolvió con el diálogo y la diplomacia.

Subrayó que a través de las gestiones promovidas por México, se logró trasladar a migrantes cubanos desde Costa Rica hasta territorio mexicano, en su ruta para llegar a Estados Unidos.

Confirmó que el tema fue abordado de nuevo por los gobiernos de México y Cuba, ante el nuevo flujo de migrantes cubanos, debido en parte a que Estados Unidos volvió a cerrar su embajada en La Habana, con lo que la población de esa isla busca a México como otra opción para obtener una visa.

Mencionó que Canadá también cerró su embajada y el servicio consular, y con ello otro sector de la población interesado en viajar a ese país también busca entrar a México para intentar llegar a ese país del norte, lo que provocó una presión adicional migratoria, dijo.

Explicó que los cubanos buscan vías desde Centroamérica o Sudamérica para empezar un largo peregrinar, llegar a México no necesariamente para quedarse sino para hacer trámites y encontrar la manera de seguir su ruta hacia la Unión Americana.

Por ello, precisó, se han dado reuniones bilaterales al más alto nivel para tener información veraz de las personas que llegan a territorio mexicano para prever estos flujos y que no sea necesariamente una sorpresa cuando estén en la frontera sur de México.

El nuevo embajador de México en Cuba dijo que los cubanos no quieren quedarse en México porque su intención es llegar a Estados Unidos, realizando un viaje complejo, difícil y caro hasta la frontera norte y pasar «al otro lado».

Lo anterior, abundó, porque con algunas variantes legales, pero todavía está vigente el trato del gobierno estadunidense hacia los cubanos que logran arribar a su territorio, por lo tanto sigue siendo un foco de atracción.

En cuanto a las deportaciones que se han registrado en los últimos meses, dijo que no son ninguna novedad porque está establecida en los memorándums de entendimiento que se tienen con Cuba, al igual que con naciones de Centroamérica.

Aclaró que se regresa a su país de origen a quienes entraron de manera ilegal a territorio mexicano, aunado a que después de muchas penurias, incluso de estar expuestos a extorsiones por la delincuencia organizada, abordan de muy buena gana a los transportes que el gobierno mexicano les ofrece para regresar a su nación.

Díaz Reynoso comentó que los propios migrantes reconocen como un error viajar a México como ilegales, porque enfrentan situaciones de riesgo, desde escalar por montañas, transitar entre zarzales, arañarse, lastimarse e incluso caer de pendientes y perder la vida.

Ellos mismos hablan del sufrimiento que pasaron al estar a merced de la delincuencia organizada, misma que juega con la vida de los migrantes, dándose casos de trata y de extorsiones, apuntó.

El diplomático mexicano aseguró que los propios retornados cuentan que lo intentaron y no lo volverán hacer, pues reconocen a Cuba como un país con algunas carencias, pero que al final es su patria.