Desarrollo del milenio

Marissa Itzel Benítez Antonio

¿Cumplió México los objetivos?

os gustaría hacer buenas «predicciones» respecto a las transformaciones que ha tenido el país en estos tiempos, pero hay que ser realistas ante la situación que se vive, esperar a que el estado de las cosas mejore o cambie por arte de magia en los años venideros, no es la solución.
Los derechos humanos son un agente de cambio. A nivel mundial, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) propuso una estrategia llamada «objetivos del desarrollo del milenio», ambición que se estipuló que se cumpliera en el lapso de 2000-2015.
¿Qué hay con el cumplimiento de nuestro país respecto a los objetivos del desarrollo del milenio? Según datos del Sistema de Información de los Objetivos del Desarrollo del Milenio, México ha cumplido, al menos, con 60 indicadores del considerado esfuerzo mundial por erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad de género y empoderamiento de la mujer, reducir la mortalidad infantil y materna, combatir el Sida, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y crear una alianza mundial para el desarrollo. Así ¿en México no hay miseria?, ¿qué hay con el hambre? Son problemas relacionados con el trabajo, que no es de calidad por mucho que se hable sobre las llamadas reformas estructurales, aprobadas en años anteriores, y que permitirían un crecimiento notable de la actividad económica. ¿Qué pasa con la educación? Más que nunca se percibe falta de preparación del docente, la deserción escolar, hay niños que deberían estudiar la primaria y están en las calles siendo explotados.
Ahora bien, la desigualdad de género no podrá superarse mientras no haya oportunidades, el empoderamiento de la mujer no se logra repartiendo puestos burocráticos. Se conocen casos prevenibles en la salud materno-infantil que por descuidos y negligencia propician graves afectaciones a derechos humanos, como la negativa de atención o violencia obstétrica.
El Sida permanece como un tema ligado a la discriminación y desatención. México no ha aprendido a superar prejuicios y estigmas. La sostenibilidad del medio ambiente es una ilusión mientras exista despojo arbitrario y se explote para el beneficio de unos cuantos. ¿Podrá existir alianza mundial cuando no se respeta la pluralidad, mientras no se eliminen fronteras, cuando la economía está por encima de todo?
No es bueno que los avances se queden en declaraciones, simple publicidad en múltiples medios de comunicación, sin mayor contenido que las propias palabras y hechos nulos; mientras no se hagan proyectos con expectativas sensatas de participación ciudadana no se logrará nada. En México, no todos los cambios permiten progreso, por el contrario, a veces se va en retroceso.
¿Quién no quiere ver a su país bien?, nuestra aportación es fundamental, pero debe existir respeto a los derechos y libertades. No es de extrañarse que frente a la desesperación las personas tomen decisiones desafortunadas. Ese no es el México que queremos.
Centro.estudios@codhem.org.mx

Artículos similares