Dolores Hidalgo, una década de recordar al Rey de la Canción Ranchera

0
39
FOTO:NTX

REDACCIÓN

El ídolo mexicano Jose Alfredo Jiménez, fue recordado a 46 años de su partida, con un festival internacional que lleva su nombre, que a lo largo de 10 años ha colmado las calles de Dolores Hidalgo, Guanajuato, se adornen y llenen de fiesta, para mantener vivo el legado del cantante y compositor.

En las calles del municipio, Cuna de la Independencia Nacional, se observan pintas en las paredes con la imagen de Rey de la Canción Ranchera, recordado en los diferentes establecimientos del lugar y sus habitantes, escuchando su música, éstos últimos, a la menor provocación, entonan «Paloma Querida» y «Amanecí entre tus brazos».

En el cruce de las calles Nuevo León y Guanajuato, está el museo en su honor, ahí nació José Alfredo Jiménez el 19 de enero de 1926; en varias de las salas se pueden observar artículos personales del intérprete y es posible escuchar temas que cantó el ídolo, y que ahora resuenan en las voces de otros cantantes y compositores.

De las luminarias cercanas a la plaza principal, Jardín del Grande Hidalgo, había letreros de colores con versos de piezas que volvieron e inmortalizaron como ídolo internacional a Jiménez; a lo largo de la plaza y entre las calles se escuchaban a grupos de música tocando las letras que hicieron famoso a El Rey.

Cientos de personas abarrotaron la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores y la Plaza Jardín, durante la inauguración del evento, en la que se escuchó “En el último trago”, “Me cansé de rogarle” y “Que se me acabe la vida” en voz de aficionados.

Momentos después, José Alfredo Jiménez Gálvez, hijo del intérprete, subió al escenario para agradecer al público su asistencia y su goce del pueblo mágico, que logró la distinción hace una década.

“Un festival para un grande, con el que ‘El Rey’ vivirá por siempre», así lo definió su hijo, quien previó a la inauguración presentó un licor para rendir homenaje a su madre, además de anunciar la renovación de la imagen del tequila que ya se distribuye en su honor.

«Después de 10 años del festival y 46 de su fallecimiento, él no se ha ido porque la gente lo sigue queriendo y le herencia más bonita que me dejó es el cariño del pueblo y que sigan cantando sus canciones» destacó José Alfredo Jiménez Gálvez, quien subrayó que Dolores Hidalgo es un referente en el país, gracias a las canciones que su padre le compusó al estado y a México.

Durante la noche también se presentaron el cantante Axel Muñiz y Banda Lirio, esta última rindió un sentido homenaje a José Alfredo Jiménez, y compartieron que su nueva producción discográfica cuenta con temas interpretados a lado del ídolo gracias a la utilización de tecnología.