Editorial

El Partido Acción Nacional (PAN) mantiene disputas internas y externas de cara a la elección concurrente del 1 de julio del 2018. Por un lado, sus dirigencias nacional y estatal andan en el jalonea del Frente Ciudadano por México y por otro, los aspirantes a candidaturas locales y federales se están dando hasta con la cubeta.

En diversos distritos y municipios los alfiles panistas ya está en su trinchera, sobre todo porque de acuerdo a las negociaciones el PAN deberá encabezas candidaturas en 63 municipios, el PRD en 47 y Movimiento Ciudadano en 15, esto si es que se llega a cocinar la alianza entre los tres partidos políticos, tanto para las elecciones federales como para las locales.

En este tenor despuntan las batallas que ya traen los aspirantes de Acción Nacional en varios municipios, sobre todo en aquellos donde existe posibilidad de que pierda el PRI y donde el PAN ya ha gobernador. Una de estas demarcaciones es Zinacantepec, al poniente del Valle de Toluca.

La pelea en el albiazul por obtener la candidatura del Frente Ciudadano por la presidencia municipal de Zinacantepec lleva ya meses cocinándose. Y es que por acuerdo entre PAN, PRD y MC la candidatura del frente en este municipio será encabezada por un panista. Son varios nombres los que se manejan.

Hoy por hoy, destacan dos actores que hacen labor para ganar simpatía y formar estructura, se trata de Daniel García y Everardo López. Daniel, además de contar con el padrinazgo del alcalde de Huixquilucan, Enrique Vargas del Villar, lleva alrededor de 12 años en el servicio público y creando una estructura a través del emblema #MotivosParaCreer, que, según se dice, suma a más de 4 mil vecinos del municipio.

Por otro lado, Everardo López tiene capacidad económica para mover gente por ser empresario; sin embargo, no cuenta con estructura y dado su desconocimiento del terreno político, ya cometió, en repetidas ocasiones actos adelantados de campaña, lo que puede costarle el fin de sus aspiraciones, si algún vivo, ya sea opositor o fuego amigo, lo denuncia.

Las condiciones están dadas para que el PAN pueda hacer un buen papel en las siguientes elecciones y sus posibilidades crecerán más en caso de amarrarse el Frente Ciudadano por México. Sólo sería cuestión de no equivocarse y sacar como candidato al que tenga mayores posibilidades y menos problemas con la justicia electoral.

Artículos similares