EDITORIAL

El miércoles por la tarde todo se salió del protocolo, fuera oficialismo. Una entrada de carnes frías (jamón serrano, queso y chiles curados), una sopa de flor de calabaza, tacos de lengua a la veracruzana y de plato fuerte cabrito o chile en nogada (uno de dos). De beber un vino tinto español, refresco y agua simple.

 

El motivo: la reunión del gobernador, Eruviel Ávila Villegas y todo su gabinete legal y ampliado con los representantes de los medios de comunicación del Estado de México para celebrar el Día de la Libertad de Expresión.

 

Todo iba bien y normal, como suelen ser este tipo de encuentros entre la clase política en funciones y la prensa mexiquense, hasta que el mismo Ávila Villegas movió el timón para salir del tradicional cónclave y dar paso al espectáculo artístico, sí, artístico generado por los propios asistentes. Nada del exterior, todo de adentro y de quienes estaban.

 

“Bueno, quiero compartirles que en mi gabinete y equipo de colaboradores tengo a unos buenos y profesionales compañeros, pero también a excelentes artistas, cantantes en este caso, que hoy -a iniciativa de ellos- habrán de deleitar a las y los periodistas con algunas interpretaciones, con todo cariño y con todo respeto”, dijo el gobernador ante la ceja fruncida de propios y extraños.

 

No, no era broma, era en serio un espectáculo improvisado -hasta cierto punto- e instruido por el titular del Ejecutivo, sabiendo perfectamente que algunos de sus secretarios de estado tienen talento para eso de la cantada.

 

El encargado de abrir el escenario fue Desde Heberto Barrera, presidente del Consejo de Infraestructura y Desarrollo Social del gobierno, quien a capela cantó el flamenco “El toro y luna”, tras la sorpresa vinieron los aplausos. Luego siguió Isidro Pastor, Secretario de Movilidad, quien pese a su ronca voz interpretó la ranchera de “Un puño de tierra”.

 

Posteriormente subieron al templete -siempre acompañados del cuarteto de cuerdas del Estado de México- Adrián Fuentes, secretario de Desarrollo Económico; Raúl Vargas, secretario del Medio Ambiente y los encargados de la imagen y comunicación del gobierno, Carlos Aguilar y Alejandro Echegaray, respectivamente, con diversas interpretaciones de ayer y hoy.

 

Bueno, hasta desentonado pero con muchas ganas de agradar al público, hizo acto de presencia el Procurador de Justicia, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, quien arrancó más risas que ovaciones al interpretar y dedicar a los delincuentes el tema clásico de Paquita la del Barrio “Rata de Dos Patas”.

 

Hubo aplausos y reconocimientos por ese talento escondido o no conocido de los funcionarios, pero también claros murmullos de que más de uno como servidores públicos son muy buenos cantantes.

Artículos similares