Educación de calidad, obligación de gobierno

3

Durante la conferencia magistral «La Política Educativa y la Profesión Docente» que impartió el maestro en Ciencias, Rodolfo Ramírez  Raymundo, éste señaló que las recientes reformas hacen exigible al Estado garantizar las condiciones para otorgar educación de calidad, ya que cambiar  el modelo significaría cambiar modalidades precarias de atención para los sectores más pobres de la nación.
Ante profesores, jefes de las 8 regiones del  Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación 17 en el Valle de Toluca, y del representante del secretario general de la sección 17 del SNTE, Gustavo Michua y Michua, Salvador Ruiz Millán, integrante del Colegiado de Difusión y Superación Profesional del sindicato, indicó que la evaluación para los maestros es importante, pero tiene que partir desde reconocer que el trabajo docente no es sencillo, sino complejo en donde  interviene no sólo lo que uno sabe, sino también la forma en que tiene de comunicar los saberes.
«El  derecho a la educación no se agota con el acceso a la escuela, sino con el aprendizaje y el desarrollo de capacidades fundamentales para actuar en la vida cotidiana; sin embargo, a pesar de los esfuerzos que se han hecho en el país, este derecho no ha sido satisfecho, por ejemplo, estadísticas que demuestran que ha habido una atención tardía».
Entre los problemas externos que tiene la escuela, mencionó la desigualdad social, el ambiente cultural familiar, relaciones entre saberes escolares y culturas comunitarias y entre los factores internos destacó: las prácticas docentes, la organización de las escuelas, el funcionamiento del sistema educativo y las contradicciones e inconsistencias de la política educativa.
Ramírez  Raymundo, dijo que los tres cambios necesarios para un nuevo modelo educativo son un currículo centrado en la comprensión y en el desarrollo de competencias intelectuales, el desarrollo de las capacidades de pensamiento y transformar a un currículum realmente operante.
Finalmente señaló que los puestos de las autoridades deben someterse a concurso, así como las plazas de los docentes, pues advirtió que  los tiempos políticos no coinciden con los tiempos educativos, por lo tanto, hay que construir la estrategia.

Artículos similares