El 87 por ciento de basura se concentra en tiraderos a cielo abierto

REDACCIÓN

El mejor procedimiento para la disposición final de los residuos sólidos urbanos son los rellenos sanitarios, pero en México el 87 por ciento de los titaderos de basura son a cielo abierto afectando el medio ambiente y la salud humana.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) destacó en su página de Internet, que desde la perspectiva ambiental y de salud pública la disposición final de residuos tiene una relevancia fundamental.

Advierte que los confinamientos adecuados para la basura son insuficientes, y enfatizó que la Ley General de Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR) plantea construir mayor número de rellenos sanitarios.

Cuando los residuos sólidos no se recolectan, pueden diseminarse con efectos negativos, tales como obstruir desagües y cursos de agua (con potenciales riesgos de inundaciones), contaminar los cuerpos de agua y los suelos, deteriorar el paisaje o convertirse en fuente de enfermedades potenciales a la población, entre otros.

Desafortunadamente, alertó, este tipo de prácticas se ha extendido en todo el territorio nacional y aparecen en cualquier lugar tiraderos a cielo abierto.

Al respecto, la LGPGIR recomienda que las legislaciones estatales, establezcan prohibir verterlos en la vía pública, en predios baldíos, barrancas, cañadas, ductos de drenaje y alcantarillado, cableado eléctrico o telefónico, de gas; en cuerpos de agua; cavidades subterráneas; áreas naturales protegidas y zonas de conservación ecológica.

También sugirió evitar incinerar residuos a cielo abierto y prohibir la disposición final de neumáticos en predios baldíos, barrancas, cañadas, ductos de drenaje y alcantarillado, en cuerpos de agua y cavidades subterráneas, entre otras medidas.

La Semarnat menciona los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI): en el territorio nacional únicamente 13 por ciento de los depósitos finales de basura son rellenos sanitarios.