“El Tatos” bien custodiado

Se acabó la fiesta… Autoridades federales y estatales decidieron poner fin a la historia de Luis Alberto González Nieto, alias "El Tatos", recluso señalado de comandar una banda de tortura y extorsión desde el interior de la prisión. Ayer por la mañana, este sujeto, al que trataron de asesinar el lunes pasado en el penal de Chiconautla, fue trasladado a la cárcel de alta seguridad de Gómez Palacio, Durango. (Foto: Ilustración)

* Trasladan a reo conflictivo a penal federal; Luis Alberto González ya conocía 12 de 52 cárceles estatales.

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

A partir de acelerar los recursos legales con el apoyo del Poder Judicial, desde este martes Luis Alberto González Nieto, alias “El Tatos” o “El Tato”, es recluso del penal de máxima seguridad 14, en Gómez Palacio, Durango.
Los gobiernos federal y estatal reubicaron al preso, luego de que fuera víctima de un intento de asesinato que terminó en un motín en la cárcel de Chiconautla, Ecatepec; ello tras revelarse información acerca de que él operaba una banda de extorsionadores, quienes torturaban a otros reos para exigir dinero.
A decir de las autoridades, la reubicación del preso de este martes, gracias a una disposición legal, no interfiere con el amparo que hace años promovió y que ha evitado que sea sentenciado o traslado a una cárcel federal por delitos de alto impacto.
Lo que hoy se sabe de “El Tatos” o “El Tato”, tras desnudarse cómo torturaba a compañeros para extorsionarlos, es que en el 2007 fue encarcelado y que incluso tiene una orden de aprehensión pendiente de cumplimentar en la Ciudad de México.
De acuerdo a la Secretaría de Seguridad Pública estatal, González Nieto es una persona conflictiva, perfil que lo llevó a pisar 12 de de los 22 centros de readaptación social local en 10 años. Este lunes, en el penal de Chiconautla se encendieron las alertas, luego de que una riña se desató para asesinar a “El Tatos” o “El Tato” quien se quedó solo luego de que nueve de los integrantes que reclutó para extorsionar y torturar, fueron reubicados.
Imágenes que circularon en redes sociales revelan que el incidente no fue un asunto menor y que pudo salirse de control. Mediante videos y fotografías se dio cuenta que existió una intensa actividad, incluso que se incendió una parte el penal que desarrolló una columna humo.
Autoridades mexiquenses permitirán que familiares de los reclusos de este penal ubicado en el Valle de Mexico, hagan visitas para conocer la integridad de los internos.