Entregaron pirotécnicos irregulares mercancía en Tultepec

Un total de 63 cajas de huevo y 22 costales con juguetería pirotécnica se depositaron frente al palacio municipal de forma anónima por trabajadores de la pólvora.

Tultepec, Méx.- Por segunda vez en menos de dos meses y como un acto de buena voluntad y de la disponibilidad que tienen de regularizar su actividad, decenas de artesanos pirotécnicos que trabajan en la elaboración de fuegos de artificio y que no cuentan con el permiso para ello por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), sacaron voluntariamente el producto terminado que almacenaban de sus domicilios entregándolo al gobierno municipal.
En respuesta a la campaña de concientización y entrega voluntaria de pirotécnica irregular dentro de la zona urbana, iniciada por el gobierno municipal a raíz de los últimos accidentes y con el objetivo de evitar acciones legales en su contra, como pueden ser cateos en sus domicilios por la autoridad investigadora, fueron depositadas en los portales del Palacio Municipal de manera anónima en el transcurso de la noche 63 cajas de huevo y 22 costales con fuegos de artificio.
El alcalde Armando Portuguez Fuentes reconoció esta acción y la calificó como un acto de buena voluntad por parte de gremio pirotécnico, aseveró que el objetivo es que prevalezca la actividad que da identidad al municipio, pero siempre dentro de la ley, con la intención de reducir riesgos y sin exponer a terceros, de ahí que se ha trabajado para brindar todas las facilidades y regularizar al mayor número de artesanos posibles.
Juventino Luna Rodríguez, director de Desarrollo de la Pirotecnia, informó que, tras los continuos accidentes de los últimos meses en zona urbana, por el almacenamiento irregular de fuegos de artificio, donde han perdido la vida personas ajenas a la actividad pirotécnica, autoridades federales iniciaron cateos en domicilios señalados por la propia ciudadanía.
«El objetivo es evitar a toda costa cualquier riesgo hacia la población, e impedir que continúe el trabajo o almacenamiento de pirotecnia en la zona urbana de manera irregular», dijo.
Precisó que para evitar cateos y posibles detenciones por estos actos que son un delito federal, los propios pirotécnicos, de manera anónima, sacaron el producto de forma voluntaria y lo depositaron frente a los portales de la presidencia municipal para evitarse problemas, mismo que será entregado a personal de la Procuraduría General de la República (PGR) para su destrucción.